El 15% de los hogares tiene inseguridad alimentaria moderada o grave

Las mayores cifras de inseguridad alimentaria se observan en hogares con niños menores de 6 años, en particular en los departamentos del norte y la frontera con Brasil, señala el informe del INE y del Mides.

El 15% de los hogares de Uruguay presenta condiciones de inseguridad alimentaria moderada o grave, según un informe presentado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) en Torre Ejecutiva, en presencia del presidente Lacalle Pou. El relevamiento se hizo en junio de 2022 con una encuesta realizada en 7.624 hogares.

En cuanto a la cantidad de personas que viven en hogares con inseguridad alimentaria moderada o grave, el estudio oficial indica que representan el 16,5%. A su vez, el 2,6% de los hogares en Uruguay presenta inseguridad alimentaria grave. La cantidad de personas en esta situación es del 2,9%, agrega el informe. El titular del Mides, Martín Lema subrayó que esta acción concreta un gran paso hacia la política nacional de alimentación, en el marco del objetivo de reforzar la estructura de accesibilidad. “Es la primera medición en el país con la metodología del INE”, señaló.

Buscan mayor eficiencia en el manejo de recursos

Además, indicó que en el primer eje la información permitirá focalizar y ser más eficientes en el manejo de recursos para las políticas nacionales.

Sobre el plan de acción, destacó que aumentó la cobertura del Sistema Nacional de Comedores, con la incorporación de Lavalleja y Salto, y que se totalizan 57 comedores, 53 en el interior del país, e informó que el dispositivo se incrementará en Montevideo.

Lema también remarcó el apoyo del programa Alimentando Derechos, que alcanza a 456 instituciones, tales como centros de niños, de personas mayores y con discapacidad. El jerarca, valoró el apoyo de este programa a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad económica y social. “Estamos fortaleciendo la llegada y la calidad de los alimentos”, aseguró.

En la oportunidad, informó que se generará otra línea de acción a través de la incorporación de puntos de distribución de alimentos, que podrán ser fijos o móviles, para distribuir en forma dinámica.

En cuanto al tercer eje, los recursos económicos, precisó que por primera vez se solicitó en la Rendición de Cuentas un aumentó de 155 millones de pesos en 2023 y de 260 millones para 2024, para fortalecer el plan integral de acceso a alimentación para todos los ciudadanos.

“Las estadísticas identifican caras, experiencias y circunstancias. Con información, con un plan de acción claro y con recursos hay que seguir trabajando para que nuestro país tenga una mayor seguridad alimentaria”, reafirmó Lema.

Detalles del estudio

El relevamiento, que se concretó por primera vez en Uruguay, se efectuó en 7.624 hogares de todo el país en el transcurso de junio de 2022. Consistió en ocho preguntas referentes a experiencias y comportamientos relacionados con la alimentación y las dificultades para acceder a los alimentos debido a limitaciones de recursos.

Los principales resultados demuestran que hay un 15% de hogares con inseguridad alimentaria moderada o grave; 16,5% de personas en hogares con inseguridad alimentaria moderada o grave; 2,6% de hogares con inseguridad alimentaria grave; y 2,9% de personas en hogares con inseguridad alimentaria grave.

El estudio advierte que en el 21,5% de los hogares que incluyen menores de 6 años se registra inseguridad alimentaria moderada o grave, al igual que en el 13,9% de los hogares sin menores de 6 años. En tanto, en el 3,8% de los hogares con menores de 6 años se sufre de inseguridad alimentaria grave, así como en el 2,4% de los hogares sin menores de 6 años.

Nuevos datos

Diego Aboal, por su parte, destacó la inclusión de nuevos datos de calidad en la encuesta continua de hogares y la coordinación que se desarrolló en el proceso de la primera muestra de este tipo.

Sostuvo que el estudio reveló que, de cada 1.000 hogares, unos 150 habían reducido la cantidad de alimentos consumidos por falta de dinero u otros recursos, al menos una vez, durante el último año anterior a la medición.

Además, indicó que unos 26 de cada 1.000 hogares se quedaron sin alimentos por idénticos motivos y que alguna persona del hogar no había comido nada durante 24 horas, al menos un día en el último año.

2 Comentarios

  1. Lo que pasa es que no se saben administrar. Compran arroz, fideos, aceite del más barato y carne picada de oferta. Jamás los veremos comprando alimentos importados, carne de las mejores, como lomo de exportación, bacalao noruego, vinos chilenos o whisky etiqueta negra. Van a la playa en ómnibus y ni se les ocurre veranear en el Caribe o Hawaii. Así, el país no progresa. El FMI y el Banco Mundial tiene razón al decir que los países pobres usan el hambre como excusa para no pagar la deuda externa.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales