El avance de la variante ómicron obliga a posponer los premios Grammy

El repunte de contagios en Estados Unidos también cancela las actividades presenciales del festival de cine de Sundance.

No habrá premios Grammy por el momento. La Academia de la Grabación y la cadena CBS, los organizadores del evento que iba a celebrarse el 31 de enero en Los Ángeles, han comunicado este miércoles que la gala número 64 se pospone de forma indefinida. La decisión llega ante un repunte de los casos positivos que ha dejado el coronavirus en todo Estados Unidos, que tan solo el día de ayer dejó más de 869.000 nuevos contagiados y 2.300 muertes. Esto ha obligado a cambiar los planes invernales de otros encuentros de la cultura. Entre estos está el festival de cine de Sundance, que se convertirá nuevamente en un evento virtual.

Es el segundo año consecutivo que la pandemia frustra los planes de los premios musicales más importantes. “Dada la incertidumbre que rodea a la variante ómicron, es simplemente demasiado riesgoso mantener el espectáculo del 31 de enero”, han señalado en un comunicado conjunto la academia y la cadena, que emite el evento. “Esperamos celebrar la noche más grande de la música en una fecha futura, que será anunciada pronto”, añade el texto. El año pasado, la crisis sanitaria forzó a mover seis semanas los premios, que se celebraron a mediados de marzo en el centro de convenciones angelino en una noche que coronó a Beyoncé como la mujer más galardonada por la academia.

En California, el Estado que alberga el evento, se han reportado en la última semana cerca de 55.000 nuevos casos de coronavirus. Esta cifra representa un repunte de más de 500% de lo que se registraba hace dos semanas. Ha crecido la tasa de contagios, aunque las muertes permanecen a la baja en una entidad donde el 75% de su población ha recibido al menos una dosis de la vacuna y el 68% tiene el esquema completo. Los expertos afirman que la variante delta sigue siendo la predominante en los nuevos contagiados, pero es cosa de días para que esta sea desplazada por la ómicron.

La edición 64 de los premios de la academia había creado grandes expectativas tras un verano y un otoño donde volvieron los conciertos y algunas entregas de premios, entre ellos la versión latina de los Grammy. El encuentro, que iba a celebrarse en el teatro Microsoft, en el centro de la ciudad, daba cita para el reencuentro de grandes celebridades después de un año de eventos que, como el Oscar, estuvieron marcados por las restricciones impuestas por la pandemia.

El músico de jazz Jon Batiste lidera las nominaciones de las categorías, que fueron anunciadas a finales de noviembre. Artistas como Billie Eilish, Justin Bieber, Lady Gaga, Lil Nas X, Doja Cat y Abba competían por algunos de los premios más codiciados, el de Álbum del año y Grabación del año, por ejemplo. La ceremonia también había despertado cierto morbo porque iba a ser el escenario del reencuentro de Taylor Swift y Kanye West, quienes protagonizaron un choque hace 13 años en los Video Music Awards.

El festival de Sundace, uno de los más importantes escaparates para el cine independiente, también ha informado este miércoles de que cancelará todo evento presencial que iba a celebrarse en Park City, Utah, a lo largo de los 10 días de duración, del 20 al 30 de enero. Los organizadores habían apostado por un formato híbrido, algo que les permitía mezclar las actividades entre las presenciales con las virtuales. Esto después de que festival de 2021 se realizara completamente de forma remota, lo que dejó, en palabras de los encargados, una de las ediciones más exitosas por las ventas que se lograron.

Otros eventos cinematográficos de la temporada, aunque menores, han sido aplazados o suspendidos. Entre ellos el Festival Internacional de cine de Palm Springs, en California, y la gala de los Critics Choice Awards, que iba a llevarse a cabo este domingo en Los Ángeles. Estos premios esperaban con impaciencia el momento, pues sus creadores consideran que pueden ocupar el vacío que dejan los Globos de Oro, que este domingo serán entregados sin anfitrión, sin estrellas confirmadas y sin alfombra roja tras un año de polémicas por la falta de diversidad en la Asociación de la Prensa Extranjera, que organiza el evento. De los premios Oscar, programados para finales de marzo, no hay noticias de momento. La última palabra la tendrá ómicron.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Cultura