Una terapia para el bienestar y la salud

El Centro de Reflexología Virginia Soanes

La reflexología es una terapia natural que se realiza en pies y manos, y ayuda a las personas en el cuidado de la salud y prevención de la enfermedad. LA REPÚBLICA entrevistó a Virginia Soanes, dueña del Centro de Reflexología que lleva su nombre, donde contó más detalles acerca de su trayectoria y emprendimiento.

El Centro de Reflexología Virginia Soanes se inauguró a fines de 2019 en la zona de Flor de Maroñas. Su responsable trabaja con reflexología desde el año 2015 y con terapias naturales desde 2001. Tener su propio Centro era uno de sus sueños y lo pudo cumplir, algo a lo que se dedica de forma exclusiva. 

“La reflexología es una terapia natural que comenzó a conocerse con ese nombre en 1930 y tiene más de 2.500 años. Ya en las tumbas egipcias se encontraban imágenes de tratamientos en los pies. Se basa en el principio de que existen zonas reflejas en los pies que se corresponden con glándulas, órganos y las distintas partes del cuerpo, es decir, el cuerpo se encuentra reflejado en los pies”, manifestó Soanes a LA REPÚBLICA.

Mediante distintas técnicas de presión, deslizamiento y movimiento en los pies, se trabaja sobre los reflejos para estimular el funcionamiento equilibrado del organismo, que es lo que llaman homeóstasis.

Los beneficios de la reflexología para las personas son muy amplios. “Uno de ellos es el estado profundo de relajación que se logra en la sesión de reflexología, donde hay muchas personas que se duermen profundamente. También tiene la capacidad de ayudar al organismo en la desintoxicación, por lo que después de la sesión suele haber una mayor evacuación. Yo recomiendo tomar más agua de la habitual, para contribuir con el proceso. Otros de los efectos más notorios son la liberación de estrés y tensión, lo que suele generar más sueño del habitual”, señaló.

Los tratamientos con reflexología son diversos, pueden apuntar desde el alivio de un dolor, a la mejora de un malestar o síntoma,  el cuidado de la salud y prevención de la enfermedad o a una búsqueda de mayor consciencia y autoconocimiento. 

También para distintos momentos y etapas de la vida que atraviesa cada persona. A veces, en situaciones de angustia, se liberan de esas presiones y quedan más aliviados.

Con respecto a los servicios que ofrece el Centro de Reflexología, se dan sesiones puntuales y tratamientos, a los que asisten habitualmente una vez por semana. Además, “están los cursos de formación en reflexología para formar nuevos reflexólogos donde comparto el conocimiento y la experiencia que adquirí en todos estos años”, agregó.

“También brindo talleres que en estos momentos se hacen por Zoom. Hay dos grupos: uno está orientado al autocuidado, a compartir y enseñar a las personas distintas técnicas de reflexología para que puedan aplicarse en casa y mejorar su calidad de vida, y el otro está enfocado en masajistas y terapeutas con distintas técnicas de reflexología que pueden incorporar a su trabajo para optimizar y lograr, por ejemplo, un estado de relajación más profundo”, comentó.

Soanes explicó que en la actualidad el uruguayo es más proclive a utilizar esta terapia ya que hoy hay una mayor apertura a lo natural que antes, y se buscan distintos recursos para mejorar la calidad de vida. Atiende a personas de todas las edades, ya que la reflexología puede aplicarse desde el momento que nacemos hasta la última etapa de la vida.

LA CLAVE:

“Contribuir a través de la reflexología a mejorar la calidad de vida. Hoy la reflexología en Uruguay se encuentra en plena expansión y desarrollo. Si bien todavía falta hacer conocer más esta terapia natural y sus beneficios.

La reflexología no sustituye ni excluye la atención o el tratamiento médico o farmacológico convencional prescrito por profesionales de la salud”.

Virginia Soanes
Centro de Reflexología Virginia Soanes

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos