Es patrimonio cultural con valor gastronómico

El Chajá: buscan posicionarlo en el Mercosur y no solo en Europa

El Chajá es conocido por ser uno de los íconos de Paysandú. Fue creado por la Confitería Las Familias en 1927. Desde esa empresa buscan su internacionalización y que sea un producto de exportación para los países del Mercosur, ya que solo se vende para Europa y algunas colonias latinas.

El Chajá es uno de los postres más tradicionales que se pueden comer en Uruguay y es oriundo de Paysandú, donde se creó en 1927. Es un invitado tradicional en las mesas uruguayas, en los almuerzos o cenas en familia. Éste no solo se quedó en el postre en sí mismo, sino que quiere conquistar nuevos mercados fuera del país, en especial a los países del Mercosur. Actualmente se hacen partidas puntuales para Europa y algunas colonias latinas.

“Hoy, con nuevos desarrollos e ingenierías de productos, apuntamos a salir nuevamente al Mercosur, con mayor durabilidad de productos, nuevas presentaciones, e intentamos bajar los costos lo máximo posible para ser competitivos; invertimos en tecnología y desarrollo y reestructuramos los procesos para optimizar recursos”, explicó Nicolás Nardini a El País. Sus hermanos Alfonso y María, junto a su madre Mabel Bablis, son los que forman la Confitería Las Familias, que es el fabricante de este postre. 

Para llegar a otros mercados, la empresa creó el Chajá Helado como su nuevo producto que tiene una vida útil más larga que el postre tradicional, ya que llega a durar seis meses, según Nardini. Además agregó que no es un helado como su nombre lo dice, sino que también es un postre pero se puede guardar en el freezer sin que pierda su fresca textura. 

Sobre su composición, dijo que es la misma que se usa para el Chajá con la particularidad de que tiene en su interior una generosa capa de dulce de leche natural que está acompañado de bizcochuelo, crema y merengue.

Este ya se vende en los supermercados locales de la ciudad de Paysandú y ha tenido una gran aceptación, al punto que ahora lo comen personas de un rango más amplio de edad.

BREVE HISTORIA DE CHAJÁ BISTRÓ

Hace cinco años, la empresa se expandió a través de franquicias. Para hacerlo abrieron la unidad de negocios “Chajá Bistró”, que apuntaba a “un local de ventas de bajo costo operativo y con oferta diversificada, bajo la marca ‘Chajá’ y otras con las que se pacta la negociación, replicación y comercialización de dichos productos”, describió Nardini. 

Esta propuesta tiene productos para los distintos momentos del día, como son el desayuno, almuerzo y cena en modalidad de delivery o para consumo en el local. Estos están relacionados a cafetería, panadería, confitería, rotisería y toda la línea de Postres Chajá.

Estos locales se pueden encontrar en el barrio Buceo de Montevideo, San José y Paysandú, pero en un futuro seguramente estén en más ciudades del interior del país. La actividad en ellos es excelente, para el momento que atraviesa el país con la pandemia del Covid-19, según comentó.

Los que estaban prontos para lanzarse antes del 13 de marzo de 2020, que fue cuando la pandemia de Covid-19 llegó a Uruguay, eran Colonia del Sacramento, Maldonado, Salto y Durazno, entre otros. Todos esos proyectos quedaron y están en stand by, pero se les va dar el puntapié inicial más adelante.

MÁS DATOS:
La Confitería Las Familias comenzó a funcionar el 27 de abril de 1927 y nunca pararon su actividad en todos estos años. Nardini comentó que siempre se apuesta a la mejora continua y a un crecimiento constante para la continuidad del negocio. El Chajá fue nombrado patrimonio cultural con valor gastronómico.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos