«El daño que hizo Macri a la Argentina es incalculable» dice Alberto Fernández

Con su vicepresidenta, Cristina Fernández, admite que "en algunas cosas" podrán ponerse de acuerdo, en otras no.

«Cristina no es mi enemiga, mi enemigo es Macri». La tajante definición corresponde al presidente argentino Alberto Fernández y cierra el reportaje que otorgó al diario El País de España en su paso por Madrid, donde este martes se entrevistó con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

«Durante toda la entrevista se me invitó a a subirme a un ring a pelearme con Cristina, pero a quien tengo que pelear si quiero una Argentina más junta es a Macri, no entre nosotros», asegura el Presidente, que explicó que «el daño que hizo Macri a la Argentina es incalculable. La desaprensión es imperdonable. Espero que alguna vez la justicia investigue con seriedad a los negociados que Macri llevó adelante en su Gobierno». Pero como él mismo deja claro, la mayoría de las preguntas del reportaje estuvieron referidas al «debate de ideas» que conmueve a la alianza oficialista. Sobre la posibilidad de que lleguen a una mirada en común con la vicepresidenta, Fernández responde que «en algunas cosas» podrán ponerse de acuerdo, en otras no. «Cristina probablemente esté más convencida de lo que ella en sus tiempos de Gobierno. Yo la respeto. Está bien. El debate no me preocupa, me preocupa la obstrucción al Gobierno. Es que a veces las voces se vuelven tan altisonantes que no dejan ver la realidad», asegura el mandatario.

Las diferencias con Cristina Kirchner

«Argentina tiene que ponerse a mirar el futuro y dejar de discutir el pasado. Cuando alguien dice que nuestros votantes pueden estar decepcionados con nosotros, creo que nuestros votantes son conscientes de que tuvimos que enfrentar una pandemia con un sistema de salud quebrado por Macri, y lo hicimos bastante bien», asegura el Presidente en relación a las críticas de su vice. «Creo que [la de Cristina] es una mirada parcial, absolutamente económica, que desatiende todo los que nos tocó pasar en el medio», precisa.

Frente a las diferencias internas del Frente de Todos, volvió a reivindicar el camino de las elecciones internas para resolverlas, recordando su propuesta en ese sentido realizada el 17 de noviembre pasado en Plaza de Mayo. «En ese momento me criticaron mucho. Veo con alegría ahora que ese debate es bienvenido. Tengo un enorme respeto por Cristina. Ella representa en la historia algo significativo, y en el presente es líder de un espacio importante. Pero hay cosas en las que no comparto su mirada. Además he sido públicamente crítico con su gestión de gobierno. Todo el mundo sabe que tengo una mirada diferente. Respeto lo que dice, pero pido que respeten lo que digo yo», detalló.

También aseguró que no es momento de prefigurar si será candidato en 2023 y reafirmó que es el Presidente quien manda en la Argentina. «Desde 2019 decían que yo sería un títere de ella. Pero la verdad es que yo tomo las decisiones. Eso no quiere decir que no escuche a Cristina, que desprecie su opinión. Pero la decisión la tomo yo», asumió su responsabilidad en las medidas de gobierno.

Los objetivos del viaje a Europa

«Esta gira es producto de la preocupación por la guerra en Ucrania y las consecuencias en todo el mundo, también en Argentina. Suben los precios de los alimentos e incluso faltan. Me parecía necesario hablar con Olaf Scholz, Emmanuel Macron y Pedro Sánchez», explicó el Presidente los motivos de su gira, quien resaltó que estuvo conversando con el mandatario español sobre las posibilidades que brinda Vaca Muerta. «Tenemos una reserva de gas no convencional muy importante, estamos desarrollando un proyecto de licuefacción para exportar y España tiene el 30% de las regasificadoras de Europa. Puede ser una gran oportunidad para España participar de la construcción de esa planta», aseguró.

El FMI

A lo largo del reportaje, Alberto Fernández defendió lo realizado por su Gobierno. Resaltó el impacto de la pandemia, que «llegó en el día 99 con el sistema de salud en el estado desastroso en que lo dejó Macri», y puso el acento en la tarea de desmoralización de la población llevada adelante por «algunos medios». «Durante más de un año subsidiamos el empleo privado. Por eso fuimos uno de los países del mundo que menos trabajo formal perdió. Lo que sí pasó es que hubo un gran desánimo en la gente, un martilleo permanente de algunos medios. Si cerrábamos era un problema, si abríamos era un problema. Hicieron creer que las vacunas estaban poco probadas. Eso fue llegando al ánimo de muchos argentinos», evaluó. También resaltó que la Argentina cumplirá con el acuerdo con el FMI porque se negoció mucho para evitar las presiones y finalmente las metas son compartidas y no representan un ajuste para la economía tal como, dijo, había prometido en la campaña. 

2 Comentarios

  1. Y pensar que Macri se postula nuevamente, según parece. Recibió un país sin deuda, lo endeudó por 75 años, de la plata recibida ni noticias , llegó a índices de desempleo, pobreza e indigencai históricos, con miels trabajando por un plato de comida, destrozóa la infraestructura sanitaria del país y ahora se presetna de nuevo. Qué puede prometer?

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo