La R Editorial

El futuro no puede caminar sobre vidrios rotos

Cuando todavía los uruguayos festejábamos el reencuentro con nuestras mejores tradiciones democráticas, la capacidad de compartir ideas más allá de diferencias ideológicas, que promovió el presidente de la República Luis Lacalle Pou al invitar al nuevo coordinador del Frente Amplio, Dr. Ricardo Ehrlich en lo que LA REPÚBLICA destacó como un Diálogo Sin Grietas, la ciudadanía, el sistema político, las gremiales empresarias y los trabajadores integrantes de la central sindical se vieron sorprendidos por la quebradura de ese clima mediante la explosión de una bomba de estruendo contra el despacho del Ministro de Industria Omar Paganini y sobre el automóvil del ministro de Ambiente, Daniel Peña, durante la movilización del SUTS (Sindicato Único de Trabajadores del Supergás).

Las crónicas destacan que «no hubo lesionados».

LA REPÚBLICA opina que sí los hubo y son la confianza, la buena fe, y nuestra tradición de tolerancia democrática actores inestimables de los tiempos políticos, sindicales, gremiales y económicos hacia los que navegamos. En un mismo barco. Donde aún en las diferencias debemos saber que todos estamos espalda contra espalda frente a un enemigo común que muestra sus mil caras a un tiempo: la pobreza, la falta de educación, el desempleo, el crimen organizado, la violencia de género, y tantas otras que se concretan en el nivel de suicidios en nuestro país, en la soledad de los mayores.

El secretario de Presidencia de la República, Álvaro Delgado, planteó su preocupación ante el incidente referido exhortando a la condena de todos los sectores políticos, gremiales y sindicales. Siendo compartible nos sentimos omitidos de nuestro compromiso y nuestra responsabilidad como medio de comunicación. Nos exigimos ser explícitos en nuestro rechazo a toda forma de violencia escondida en la excusa de defender a los más débiles frente a la no definida eliminación del subsidio al supergás. A esta hora, se plantea que el Sindicato del Supergás ha pedido disculpas.

Hay que decirlo, estaría faltando su compromiso con el nunca más.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.