El ghanés Asamoah Gyan, el del penal 2010, quiere enfrentar a Uruguay en este Mundial

A sus 36 años y tras dos temporadas marginado por lesiones pretende unirse al plantel para participar en la Copa del Mundo.

Asamoah Gyan vivió su esplendor como futbolista durante la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, donde guió a la Selección de Ghana hasta las semifinales, instancia en la que el delantero fue protagonista estelar de la eliminación de su equipo ante Uruguay, fallando un penal en el último minuto de partido. A sus 36 años y luego de dos temporadas en las que estuvo perseguido por las lesiones, el legendario delantero ghanés apunta a su regreso y sueña con llegar a la Copa del Mundo de Qatar 2022, donde podría tener su revancha ante la Celeste ya que ambas Selecciones comparten el Grupo G.

En diálogo con BBC Sports, Gyan habló sobe su futuro y su posible regreso a las Black Stars, al asegurar que «todo puede suceder. Ya saben lo que sucedió antes, con Camerún en 1994 y el regreso de Roger Milla del retiro para jugar una Copa del Mundo. Yo no me retiré, he estado casi dos años perseguido por las lesiones, pero nunca anuncié mi retiro. Necesito volver a ponerme en forma y para eso he comenzado a entrenar para ver cómo me responde el físico y de esa manera volver a jugar al fútbol a nivel competitivo. El talento y la experiencia están ahí, por lo que solo necesito prepararme físicamente».

El delantero fue consultado sobre un posible diálogo con el entrenador de la Selección de Ghana, Otto Addo: «Yo no he hablado con nadie, pero es parte del plan. Vamos a ver primero cómo responde mi cuerpo. Mi mánager y yo hemos estado hablando últimamente entre nosotros y debemos estar seguros, ir paso a paso. Sabemos lo que estamos haciendo, todo depende del progreso, y si todo va bien, todo puede suceder, quizás podría haber una sorpresa».

1 Comentario

  1. En todos lados se cuecen habas, este morrongo con 36 pirulos y hace como tres temporadas que juega de a rato quiere mundial, dedicate a las 8 horas y dale oportunidades a los que vienen de abajo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna