El Greg Mortimer regresó a Uruguay

El crucero, que en mayo de 2020 quedó varado con la mayoría de sus pasajeros y tripulantes enfermos de Covid-19, regresó a Uruguay, que entonces les tendió la mano y hoy los recibe.

El Greg Mortimer ocupó en esa fecha la atención mundial «cual embarcación apestada» al que varios gobiernos de la región le negaron el atraque.

La nave estuvo casi 60 días anclada a 20 kilómetros del puerto de esta capital, y con más del 70 por ciento de las personas a bordo contagiadas por el coronavirus SAR-COV-2, causante de la Covid-19.

Resultó una odisea en la que se convirtió un viaje vacacional a la Antártida, hasta que Uruguay abrió las puertas para la atención médica a los necesitados y la repatriación de los pasajeros a sus países de origen.

En su retorno tras más de dos años, el Greg Mortimer trajo de vuelta a varios de los viajeros que en aquella oportunidad recibieron la solidaridad uruguaya, pero se quedaron con las ganas de visitar Uruguay.

Entre ellos, el australiano Jesz Fleming, quien resultó enfermo de Covid-19 y aquí fue entonces internado en el Hospital Británico de esta capital.

“Fue un modo sencillo de decir ‘gracias’”. Esas fueron sus palabras para resumir un gesto que emocionó al Uruguay y al mundo durante la etapa más dura de la pandemia: el hombre besó el suelo uruguayo antes de subirse a un avión que lo llevaría de regreso a Australia luego de llegar a Uruguay en el crucero Greg Mortimer y de ser atendido por Covid-19 en el Hospital Británico.

Fleming y su esposa regresaron a Uruguay a dos años de lo sucedido y fueron recibidos con un agasajo especial por parte del Ministerio de Turismo. La bienvenida se la dio el ministro interino de Turismo, Remo Monzeglio. «La bandera uruguaya es lo mejor que podríamos entregarle», aseguró el jerarca.Tras ese encuentro, Fleming recordó el episodio, que se dio en el marco del corredor sanitario especial que el gobierno uruguayo dispuso para evacuar a los pasajeros que se encontraban varados en el crucero.

“Estaba con una máscara, así que era la única forma de poder demostrar mi aprecio y gratitud al gobierno de Uruguay; a su gente; a los doctores, enfermeras y el personal del hospital. Fue un modo sencillo de decir ‘gracias’”, dijo el hombre a Telemundo, mientras se mostraba junto a su esposa envueltos en el pabellón nacional. 

Fleming dijo estar emocionado y agradecido, tras ser recibido como «turista ilustre» por el subsecretario del Ministerio de Turismo, Remo Monzeglio.

La historia del Greg Mortimer mereció el interés del cineasta Federico Lemos que la convirtió en un documental. Según el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, la obra cinematográfica «muestra la mejor versión de nosotros mismos».

Después de permanecer varado en el puerto de Montevideo seis semanas al inicio de la pandemia, el Greg Mortimer volvió a la capital uruguaya para que los pasajeros que no pudieron completar el crucero por los casos de Covid-19 puedan retomarlo. Esta vez el viaje partirá de Montevideo como forma de reconocimiento a las autoridades que brindaron asistencia a los turistas y a la tripulación. En ese marco, habrá varios homenajes.

Hace dos años y medio, más de 200 pasajeros se embarcaban en un crucero sin sospechar que el viaje que los esperaba estaría marcado por una enfermedad que causó muertes, generó miedo, cerró fronteras y frenó la actividad económica. Los 216 turistas y la tripulación del Greg Mortimer quedaron varados en alta mar cuando los puertos se les cerraban debido a los casos confirmados de la enfermedad a bordo. El gobierno uruguayo los asistió, brindándoles atención médica y alojándolos en hoteles para pasar la cuarentena o centros hospitalarios en caso de ser necesario. Luego el gobierno estableció corredores sanitarios que los llevaron en ómnibus especiales hasta el aeropuerto para regresar a sus países de origen. 

Ahora varios pasajeros podrán terminar el viaje de 24 días que los llevará a la Antártida pasando entre otros lugares por Islas Malvinas y Ushuaia. Emprenderán el viaje en el mismo barco, incluso en el mismo camarote donde estuvieron seis semanas frente a las costas uruguayas.

También habrá un homenaje a Tony, el tripulante filipino que falleció por la enfermedad a bordo. Anoche, previo a la partida del barco, a las 21:00 horas, hubo un cocktail como agradecimiento a las autoridades uruguayas que decidieron permitir que el buque permaneciera en Montevideo pese a los riesgos sanitarios que implicaba y el personal médico que los asistió.  

Agradecimiento

Varios pasajeros llegaron a Uruguay con días de antelación. Querían conocer el país que solo pudieron divisar desde la costa o en un ómnibus, y agradecer la atención que Uruguay les brindó.

Servicio religioso íntimo a bordo

El cura uruguayo Juan Andrés Verde fue el encargado del servicio religioso a bordo del crucero. Los pasajeros y tripulantes del Greg Mortimer que estuvieron varados en Uruguay durante la pandemia rindieron homenaje este lunes a un tripulante fallecido por Covid-19 en nuestro país. En una ceremonia íntima, a puertas cerradas, sin autoridades ni prensa, los 45 pasajeros volvieron al crucero, que atracó nuevamente en el puerto de Montevideo, para rendir homenaje a Rony.

Raúl Rodríguez, presidente del CASMU: «Un ejemplo de solidaridad internacional»

Quien vivió muy especialmente aquel episodio fue el presidente del CASMU, doctor Raúl Rodríguez, institución que formó parte del corredor sanitario y acogió a varios tripulantes del Crucero en sus CTI. En diálogo con Diario La R, Rodríguez manifestó que éste «es un momento especial e importante que esperemos que no se repita en la historia de la humanidad», en alusión a la pandemia de Covid-19. Destacó el papel protagónico del Uruguay al recibir al buque que fue un «ejemplo de solidaridad internacional». Recordó que el CASMU «tuvo la participación que correpondía como junto a la emergencia móvil 1727 para que hoy podamos estar reunidos muy felices de ver a los tripulantes y pasajeros en un perfecto estado de salud». 

1 Comentario

  1. un soberbio golpe de publicidad para el PITUCO, Rey de los inutiles !! Esto le permitirà hacer lo ùnico que sabe hacer: figuraciòn…Cortar cintitas, hacer reverencias, tomar champagne, todo con una grotesca sonrisa cinica, llena de hipocresia ! PAYASO !

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales