El infectólogo Julio Medina cree que «las vacunas cambiaron todo»

El doctor celebró las dos millones de dosis alcanzadas en Uruguay, y señaló su influencia en el cambio del escenario sanitario nacional.

Medina

El panorama de la pandemia ha cambiado radicalmente en unas pocas semanas. De estar completamente teñido de rojo, el mapa de Uruguay fue encaminándose hacia colores más alentadores. Para la mejoría, que se hace evidente al ver la disminución de los casos confirmados, los ingresos a CTI y las muertes, tuvo mucho que ver el proceso de vacunación. Así lo aseguran los expertos, entre los que figura el infectólogo Julio Medina.

«No es solo por las vacunas, sino por la responsabilidad ciudadana que Uruguay está en este momento. Aún queda un largo camino para recorrer», dijo ayer el presidente Lacalle Pou. Por su parte, Medina manifestó que «las vacunas cambiaron todo».

Un paso enorme

Durante la tarde de ayer, Uruguay superó la barrera de las dos millones de personas vacunadas con las dos dosis. El logro fue celebrado por diversas autoridades nacionales y miembros de la comunidad científica. Entre estos últimos figuro Medina. El exintegrante del GACH y asesor del MSP destacó que «luego de 139 días de campaña de vacunación, el 15/7  Uruguay sobrepasa los dos millones de personas con 2 dosis. Ninguna concesión al virus, hay que aplastar la curva».

Además, recordó que de la población total de Uruguay, ya hay «68,92% vacunados con una dosis, y 56,50% con dos». Para cerrar el tema, el especialista manifestó que «la mejor forma de protegerse y proteger a los demás es vacunarse lo antes posible-apenas se tenga la oportunidad. Esta es la principal barrera contra la variante Delta y contra otras variantes de preocupación».

La vacunación en el personal de la salud

Otro de los temas que abordó Medina fue la importancia de que quienes trabajan en la salud se inoculen. Si bien el porcentaje de funcionarios vacunados es elevado, hay aún un porcentaje que prefiere no hacerlo.

Al respecto, comentó el especialista: «En un futuro cercano tendremos que dar una profunda discusión sobre la obligatoriedad de la vacuna contra COVID-19  en los trabajadores de la salud (TDS), así como de la vacuna antigripal. Además de motivos científicos y de responsabilidad, hay un tema ético.

En forma más detallada los TDS incluye entre otros: a) todo el personal asistencial y no asistencial de prestadores integrales, EEMM, IMAE, prestadores parciales, laboratorios que realizan test COVID-19, servicios de acompañantes de enfermos, instituciones de enseñanza con docentes y estudiantes del área de la salud de nivel público y privado y escuelas de enfermería, personal de salud de ELEPEM, odontólogos, fisioterapeutas de ejercicio libre , psicólogos,  funcionarios MSP con tareas en servicios de salud, FNR, otras clínicas y laboratorios».

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales