El Mides encontró residenciales con «riesgo inminente» en Montevideo

La División de Regulación de Inmayores identificó a 37 residenciales de ancianos en estado de "riesgo inminente" en Montevideo.

Juan Ceretta, director de la Clínica de Litigio Estratégico (CLE) de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República (UDELAR), anunció ayer que iniciarán acciones legales por violación de derechos humanos en casas de salud, según Subrayado. La Clínica de Litigio Estratégico es una extensión de la Universidad de la República hacia la sociedad, donde se brinda servicio de abogados a personas con dificultades legales.

Estudiantes del 1er. semestre de 2020 de la CLE de la Facultad de Derecho, de la UDELAR, hicieron una solicitud de información pública sobre los Establecimientos de Larga Estadía para Personas Mayores (casas de salud). Fue así que la División de Regulación de Inmayores respondió que identificó a 37 residenciales de ancianos en estado de «riesgo inminente» en Montevideo, según informa El Observador. Estos centros fueron fiscalizados en conjunto por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y el Ministerio de Salud Pública (MSP) luego de la aparición del foco de coronavirus en residenciales en abril de este año.

El MIDES da cuenta que es la primera vez que se hace público el listado con los establecimientos de larga estadía en situación crítica, según el informe. Desde abril de 2020 se fiscalizaron la totalidad de los residenciales de la tercera edad que se encuentran en situación crítica en Montevideo. Según el Mides en la capital viven 538 personas mayores en estos hogares: 110 hombres y 349 mujeres. Sobre la higiene de los 34 establecimientos que se detallan, en diez de los 34 es mala, en 15 es regular y en nueve buena. Sobre la higiene de los residentes, en la mitad la situación era regular, en cinco hogares es mala y en 11 buena.

La reserva de alimentos es insuficiente en 23 de los 34 residenciales. En tan solo 11 es suficiente. En 14 establecimientos los adultos mayores viven en hacinamiento. En la fiscalización se constató que en 14 residenciales había medidas de sujeción de las personas (ataduras) sin justificar. En 4 residenciales hay cámaras de videovigilancia en los dormitorios o baños, y en uno de los locales hay candados en algunas puertas. En un residencial ni siquiera hay suficientes camas para el número de residenciales.

La información brindada por el MIDES también señala que las condiciones edilicias son regulares en 13 residenciales, malas en 12 y buenas en 9. Luego de la fiscalización, se dispuso para los residenciales un protocolo para minimizar los riesgos de contagios por Covid-19, según informa El Observador. En conjunto con la Cruz Roja Uruguaya se entregaron kits de higiene y protección sanitaria.

Ceretta dijo a Subrayado que hay datos que motivan la clausura de varios de los locales. Los estudiantes de la CLE, de la Facultad de Derecho, procesarán la información y van a exigir al Estado que se “cumpla con los DDHH” de las personas mayores.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales