El ministro brasileño Augusto Heleno lamentó «que Lula tenga buena salud»

El jefe del Gabinete de Seguridad Institucional del Gobierno de Brasil, el general de la reserva de Ejército Augusto Heleno Ribeiro, se ha referido al que será nuevo presidente del país, Luiz Inácio Lula da Silva, como un «borracho» que «desgraciadamente» no está enfermo, después de los rumores que así lo afirmaban.

«Ese asunto de que Lula está enfermo, no lo está, desgraciadamente», ha dicho Ribeiro a un grupo de seguidores del presidente saliente, Jair Bolsonaro, a su salida del Palacio de la Alvorada.

«Vamos a seguir apretando para tener un futuro mejor porque de la mano de ese borracho no vamos a tenerlo», ha soltado Ribeiro mientras compadraba con los seguidores de Bolsonaro, que le pedían mensajes y fotografías. «Un abrazo para quienes votaron de manera correcta», ha añadido.

En los últimos días han corrido rumores de que Lula habría enfermado. Al flamante vencedor de las elecciones de hace una semana le fue diagnosticado en 2011 un cáncer de laringe, del que se recuperó un año después. Desde entonces las únicas convalecencias de las que se ha tenido constancia fueron dos contagios de coronavirus y una breve ronquera durante la campaña electoral.

Durante el domingo manifestantes de la extrema derecha bolsonarista pidieron en la puerta de los cuarteles del Ejército en todo el país, sobre todo en San Pablo y Rio de Janeiro, un golpe militar para evitar la asunción de Lula pese a que venció la elección ante Bolsonaro el domingo 30. Según Heleno, que colabora con estos grupos, Brasil no tendrá un buen futuro con Lula.

«Esperemos tener un futuro mejor pero no lo vamos a tener con este «cachaçeiro» (borracho)», aseguró a sus seguidores. «Esperemos tener un futuro mejor pero no lo vamos a tener con este «cachaçeiro» (borracho)», aseguró a sus seguidores

Heleno dijo que Lula goza de buena salud y que incluso viajará a la cumbre climática de Egipto. Tras las elecciones, Lula pasó vacaciones con la futura primera dama, Janja da Silva, en Trancoso, estado de Bahía, para iniciar en San Pablo las primeras reuniones con el equipo de transición que encabeza el vicepresidente electo, Geraldo Alckmin, de cara a la asunción del 1 de enero.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo