El otro crimen que permitió detener al posible asesino de Lola Chomnalez

Lola Chomnalez fue asesinada a finales de 2014 y un crimen cometido muchos años después permitió hallar al principal sospechoso.

Lola Chomnalez

A Lola Chomnalez la mataron en diciembre de 2014. La Policía trabajó durante mucho tiempo en el caso, sin embargo, pasaron casi ocho años para detener el principal sospechoso de su asesinato. En las investigaciones fueron claves las pesquisas realizadas en otro delito, en este caso un triple homicidio.

Cuando hallaron el cuerpo de la joven argentina las autoridades también encontraron una mochila ensangrentada a la que le tomaron muestras de ADN. En principio, estas muestras se cotejaron con muchas otras, pero todas dieron negativo.

Sin embargo, hubo otro hecho violento lejos de Rocha que fue clave para determinar el autor del material genético. Se trató del triple homicidio ocurrido en una garita en el Cerro donde estaban tres marinos. El homicida fue Jonathan Bragundi, rochense.

El mapa genético de Bragundi era muy similar al de la toalla y el DNI de Chomnalez. Los investigadores siguieron la pista y revisaron los familiares del hombre, dentro de los cuales estaba Leonardo David Sena, de 39 años de edad. Sena estuvo procesado por una violación en 2009, por lo que decidieron indagarlo de manera más profunda.

Sena era familia de Bragundi por parte de su madre. La mamá del primero tuvo 11 hijos y lo dio en adopción a una familia radicada en La Paloma. En el momento del asesinato de la joven argentina, el formalizado estaba sin residencia fija, entre La Paloma, Chuy y Castillos.

En los últimos años el sujeto vivía en el Chuy. Trabajaba como ayudante de panadero y se estableció con una pareja. De acuerdo con El País, al momento de su detención no aceptó a dar una muestra de ADN, pero la Policía incautó un cepillo de dientes y de allí obtuvo la muestra.

La fiscal del caso, Jessica Pereyra, indicó que se aplicaron hasta tres pruebas de ADN a Sena y estad dieron una coincidencia del 99.9% con la muestra de las pertenencias de la víctima.

Sena indicó jamás mató a nadie, incluyendo a la joven. Según explicó, se encontró la mochila de la joven en la playa y sustrajo 1000 pesos, luego se limpió la sangre en una toalla porque se cortó con una botella.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.