Preservar la naturaleza con 21 objetivos

El plan de la ONU para restaurar la biodiversidad

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) elaboró un plan con 21 objetivos para preservar y proteger la naturaleza y así detener la extinción de las especies.

La reunión del COP 26 del Reino Unido fue fructífera en muchos sentidos. En primer lugar, se elaboró el documento para implementar este plan y poder adjudicar unos 500.000 millones de dólares para reorientar políticas de diversos países y lograr restaurar vegetaciones y animales en peligro de extinción. 

La Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica ha publicado el borrador del Marco Mundial para la Gestión de la Naturaleza, un plan en evolución que proporciona un acuerdo para frenar la pérdida de biodiversidad y pretende guiar y armonizar las medidas que se adopten en todo el mundo para «preservar y proteger la naturaleza y sus servicios esenciales». 

Los objetivos del Convenio y del borrador del Marco pretenden frenar y revertir la destrucción ecológica de la Tierra para el final de la década. El proyecto incluye un plan para proteger al menos el 30 por ciento de las zonas terrestres y marinas del mundo, reducir a la mitad la pérdida de nutrientes en el medio ambiente y eliminar los residuos plásticos.

«El borrador pretende impulsar una acción urgente que deben llevar a cabo los gobiernos y toda la sociedad, incluidos los pueblos indígenas y las comunidades locales», dijo la secretaria ejecutiva del Convenio, Elizabeth Maruma Mrema.

El proyecto del Marco para que la humanidad viva «en armonía con la naturaleza» en el 2050 fue aprobado ya por los 196 miembros del Convenio, con diferentes objetivos.

Uno de esos objetivos es ampliar los ecosistemas en un 15 por ciento para mantener poblaciones sanas y resistentes de todas las especies y reducir el número de especies en extinción en al menos un décimo. Pero antes, para 2030, pretende salvaguardar el 90 por ciento de la diversidad genética de las especies silvestres y domesticadas.

Otra de las metas es “reorientar, reutilizar o eliminar los incentivos económicos que dañan o perjudican la biodiversidad por un valor de 500.000 millones de dólares al año”.

«Es necesario adoptar medidas políticas urgentes a nivel mundial, regional y nacional para transformar los modelos económicos, sociales y financieros, de modo que las tendencias que han agravado la pérdida de biodiversidad se estabilicen para 2030 y permitan la recuperación de los ecosistemas naturales en los 20 años siguientes, con mejoras netas para 2050», afirmó Maruma Mrema.

Este Marco, que lleva más de dos años de desarrollo, se ajustará en detalle durante las consultas en línea entre los gobiernos a finales del verano boreal antes de ser presentado para la negociación del texto final en una cumbre clave de la reunión de las 196 partes del Convenio en la ciudad china de Kunming. 

Más datos:
La tasa global de especies extintas ya es por lo menos de diez a cientos de veces mayor que la tasa promedio en los últimos 10 millones de años y se está acelerando. Un 75 por ciento de los ecosistemas terrestres y un 66 por ciento de los marinos ya están “gravemente alterados”. Más de un 85 por ciento de los humedales que existían en 1700 se han perdido.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos