Para trabajar en paz

El vínculo entre el gato y el monitor

Para trabajar en tranquilidad lo mejor es comprender que el felino está buscando atención, el calor que emana del teclado o que te vea nervioso, todas estas causas no son problemas en su comportamiento.

A los gatos les gusta estar con nosotros y si estamos quietos en un lugar, lo que percibe es que estamos mirando atentamente hacia un lugar. De alguna forma, quieren participar de nuestras cosas cotidianas y lo que nosotros valoramos.

Podría ser que le gustara la textura que tiene el teclado, el calor que emana el aparato, su vibración o la mesa en la que está ubicado. A los gatos les atraen las cosas calentitas y que vibran. 

Cuando estamos ante el ordenador solemos estar más tranquilos que cuando andamos por casa, y no les agobiamos. Y a ellos, precisamente, les gusta estar cerca nuestro y se sienten cómodos con nosotros al encontrarnos en este modo más de reposo.

Los gatos son muy observadores. De hecho, son capaces de percibir cómo están nuestras emociones o cómo fluctúan ante el ordenador: a veces reímos, nos relajamos, hablamos con la pantalla o nos ponemos nerviosos.

De alguna forma, los felinos quieren aportar algo de su parte y lo hacen por su propia tranquilidad, pero también para la armonía del conjunto del hogar. A él también le interesa que el hogar esté tranquilo y haya paz. Seguramente piensan: Yo gano con ello. Porque yo también estoy aquí y, si las cosas están tensas, voy a poner de mi parte para que todo sea tranquilo y amoroso.

A los gatos, les gusta estar en un punto de la casa elevado donde tengan una buena perspectiva para observar, pero también les encanta permanecer con sus responsables allá donde estén de la vivienda: tanto si se encuentran sentados en el sofá mirando la tele como ante el ordenador.

Así que puede ser también que el felino se ponga encima del teclado del ordenador porque, en este caso, busque tu atención en el momento que tú estás pendiente de otra cosa, como la pantalla. 

Al sentarse encima del teclado, la persona no podrá continuar con lo que estaba haciendo y, por lo tanto, consiguen su principal objetivo: captar todo tu interés. Aunque este hábito que podría ser en un inicio incluso gracioso puede conllevar problemas en un futuro. Si tu gato asocia esta acción con algo bueno, será más habitual encontrarle encima del teclado y más dificultades tendremos con seguir con nuestras tareas.

También podría ser que viniera a ti cuando estás en el ordenador porque cada día a una hora concreta le das una lata de comida y si cuando llega esa hora aún no se la has dado, vendrá, se frotará y te hará mimos como diciéndome que le des su comida porque esa es la rutina que le has enseñado.

Si no queremos que el felino se acerque al ordenador y con su comportamiento nos impida que podamos trabajar o estar frente a la pantalla, lo mejor es poner paciencia y muchas dosis de cariño.

La Clave:
Los felinos suelen verse atraídos por las pantallas. Puede ser nuestra actitud la que les provoque. Pero sea cual sea la causa, no debemos olvidar que no es su culpa y que no es un problema en su comportamiento. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos