Embajador de Paraguay visitó el departamento de Canelones

Informe de Comuna Noticias.

Visitó hace algunas horas el Departamento de Canelones, y más concretamente la localidad de San Antonio, el embajador de Paraguay acreditado en Uruguay, Rogelio Benitez. Visitó distintas instalaciones de la zona, así como mantuvo una reunión buscando posibles interesados en adquirir productos del Uruguay y viceversa. Habló, durante varios minutos, con Dámaso Pani, el alcalde de San Antonio. Agradecemos la gentileza de la Gaceta Atlántida, Canelones, por el audio.

¿A qué se debe esta visita por esta parte del Departamento de Canelones?

Formo parte de un programa que se llama oñomongeta, que en guaraní significa conversemos. Que lleva a tratar de encontrar alianzas que fortalezcan la integración dentro del Mercosur. Pero fundamentalmente, vamos en búsqueda de conocer potenciales, diferenciales competitivos de los distintos municipios. Todos estos municipios tienen una posibilidad de crecimiento económico y tienen una oferta muy interesante.

Tanto como cuenca lechera, como cuenca avícola, como cuenca de hortalizas orgánicas. Y es que estamos tratando de buscar. Descubrir, conocer a las autoridades y a través de eso, del intercambio, lograr como paso posterior un hermanamiento con otras ciudades similares que puedan permitir una mayor integración. Sea esta cultural, deportiva, musical, artística, artesanal, de lo que sea. Pero sobre todo empresarial, en el sentido de encontrar oportunidades de negocio que beneficien a ambos países.

¿Qué virtudes potenciales le vio a este Departamento?

Canelones, es un volcán en erupción. Tiene muchísimas posibilidades y a mí me encanta poder conocer más profundamente porque hay mucha gente que cree que el Uruguay se agota en Montevideo y Punta del Este. Sin embargo, el potencial de Uruguay está en el Uruguay profundo. Está en el Uruguay productivo y Canelones es una punta de lanza del desarrollo uruguayo que tiene que ser mostrada al mundo. Y por supuesto, puntualmente también al Paraguay. Hay muchísimas posibilidades de hacer negocios, de gente que produce y produce muy bien. Alternativas que van desde aceites, vinos, panificados, quesos, embutidos, lo que sea, que pueden tener, por su alto nivel de manufactura, puede tener mercados en el Paraguay. Y empresarios paraguayos que están ávidos y normalmente vienen a ver qué negocios se pueden hacer.

¿Qué tipo de intercambios se dan entre Uruguay y Paraguay?

De todo. Hay muchísima inversión uruguaya en el Paraguay. Primero fueron atrás de negocios pecuarios, después fueron agropecuarios, después fueron agroindustriales. Y hoy hay capital uruguayo en empresas de construcción, en empresas prestadoras de servicios, de salud, desarrollo de software. Realmente hay una inversión muy importante. Y también a la inversa. Hay capitales paraguayos, grupo paraguayo, que tiene la franquicia de Burger King en el Uruguay; la empresa Petersen que representa maquinarias pesadas; Caterpillar, es decir, grupos paraguayos que también tienen arraigo en el Uruguay y ahí se da la relación a doble vía. Donde ambos países pueden encontrar oportunidades de hacer negocios en el otro. Y, es lo que tratamos de potenciar desde el sector público.

¿Cómo ha visto el tratamiento de la pandemia aquí en Uruguay? ¿Tiene puntos de comparación con su país, por ejemplo?

El Uruguay un abordaje fantástico, realmente. Es un orgullo para América lo que hizo el Uruguay. Y… el Paraguay no tuvo la misma suerte. El Paraguay estribó en el sistema Covax. Casi solamente, o exclusivamente, en el sistema Covax. De tremendo fracaso. Yo al tiempo de felicitar lo que hizo el Uruguay, lo que hago es votos para que el Mercosur, ese espíritu de integración, pueda verse reflejado en una acción conjunta, de todo el bloque para lograr, por ejemplo, la provisión oportuna de vacunas.

Ésta primera fase que estamos viviendo va a prolongarse. Entonces, ojalá en el futuro volemos en escuadra. Y, países con mayores posibilidades de desarrollo, recursos económicos, no tengan la suerte entre comillas, de tener 8 o 9 vacunas por habitante y nosotros acá, en ésta parte de América Latina, tener que estar corriendo contra el tiempo para tratar de salvar vidas sin tener acceso a las vacunas como tienen otros países. Ojalá que tengamos una hoja de ruta en común.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales