Enzo Francescoli: “Me da pena por el maestro” pero “el equipo estaba sin rumbo”

Enzo Francescoli, actual mánager de River Plate de Argentina, dijo que “Me da pena por el maestro, porque después de tantos años no era bueno haber terminado así para todo el ciclo y lo que nos ha dado. Pero el fútbol tiene esto; había que acomodar un momento en el que el equipo estaba sin rumbo y por suerte (DieTITULOgo Alonso) lo encontró rápido”, dijo el Príncipe, que habló con el programa ‘Sacá del Medio’ de Radio Continental. En la charla de casi 40 minutos se refirió a muchísimos temas, y entre ellos la salida de Óscar Tabárez en la selección uruguaya.

“A veces cuando uno cambia el técnico provoca una reacción en los jugadores que en este caso fue muy buena y terminó con la clasificación”, añadió el tres veces campeón de América con la Celeste y mundialista en 1986 y 1990.

Sobre la Copa del Mundo y las chances del equipo de Diego Alonso, salió del paso con su elegancia habitual al decir que “son momentos muy especiales en los que hay que estar muy bien los 20 días que jugás”. “Será un Mundial atípico por el lugar, la temperatura y por el momento en que se juega”, opinó.

En relación a las posibilidades de Argentina, consideró que “está bien”. “Brasil y Argentina son los que han hecho mejor las cosas en el continente. Argentina ha crecido muchísimo en el juego de equipo y sabe a lo que juega. Tiene una dinámica muy importante y cuenta con el mejor jugador del mundo. Teniendo en cuenta que para Messi será el último Mundial, seguramente sea muy especial para él”, señaló.

3 Comentarios

  1. Uruguay como hace mucho compite, Tabarez estuvo mucho tiempo, aburrió, ganó una Copa America y perdio´unas cuántas, se engolosinó con la plata. Si se hubiera ido antes por la puerta grande, sería otra historia, lo recordaran como lo que fué

  2. Bien rajado y por la puerta del fondo, ya no era empleado de la AUF solo operaba para el cuadro de Ruglio poniendo perros que no estaban para ser seleccionados.

  3. El equipo estaba cansado de eternamente lo mismo y siempre lo más fácil es obedecer órdenes. El plantel se achanchó como suele ocurrir con los integrantes de cualquier deporte asociación que siempre escucha y hace las mismas cosas y termina en una rutina insoportable. Tabárez dejó su impronta (que no fué poco) pero no renovó los mecanismos, siempre apostando a que no nos hagan goles (el jugaba en la defensa) y en la disciplina del plantel lo que a la larga aburrió a todos. Y es razonable, el fusible como siempre fué el técnico y los jugadores se sintieron liberados, fueron como a un recreo y se soltaron en la cancha, jugaron con entusiasmo y el resultado: se logró la clasificación. Alonso? bueno, fué el cambio de timón necesario, bienvenido.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.