Dogtopía y etología animal

Errores al interpretar cómo los perros interactúan con los niños

El riesgo de ser mordidos es mucho mayor en niños que en adultos, por eso desde la página de Dogtopía, un sitio especializado en el comportamiento animal, se señalan algunos errores que se suelen realizar al acercar a los pequeños con los perros.

“Para prevenir mordidas, debemos evitar que los niños se acerquen a un perro que esté descansando o comiendo, y sobre todo supervisar de cerca todas las interacciones entre los niños y los perros”, se advierte en la publicación del sitio.

Una investigación reciente realizada por Yasemin Salgiri junto a su equipo en la Universidad de Ankara, en Turquía, se pidió a 71 personas radicadas en ese país que visualizaran tres videos donde se plasmó la interacción entre niños y caninos.

“En uno de los videos, un bebé gatea hacia un Dálmata que está echado con una pelota; en otro un niño pequeño da vueltas y toca a un Doberman; y en el último, un Boxer sigue y lame la cara de un bebé gateando”, se describe.

En los tres casos, las interacciones eran riesgosas: los perros manifestaban señales corporales claras de ansiedad y miedo. Pese a esto, las personas consideraron en un 68 por ciento que los caninos estaban relajados y otro 65 por ciento sostuvo que los perros estaban confiados.

Dentro del muestreo de 71 personas, las diferenciaciones no fueron muy pronunciadas. Las personas que tenían perros fueron los que contestaron con mayor regularidad que los perros estaban relajados, lo mismo ocurrió con las personas que convivían con estos animales.

“Contrario a lo que intuitivamente podríamos pensar, los que tenían perros manifestaron con mayor frecuencia que el perro estaba relajado; y fueron los que no conviven con perros los más exitosos al reconocer los estados emocionales de ansiedad en los perros de los videos”, se señala desde Dogtopía.

Los investigadores sugirieron una serie de razones para explicar el por qué de este desconocimiento del comportamiento canino. Las personas que tienen perro pueden ser más propensas a asumir que el animal es amigable y los que no tienen caninos son “más cautelosos en las evoluciones”.

Asimismo, la investigación llegó a la conclusión de que las personas, en general, dieron una evaluación global del estado emocional del perro pero no se detuvieron en describir las particularidades del lenguaje corporal.

“Mencionan ejemplos como ‘el perro está contento’, o ‘el perro sabe que solo es un niño pequeño’, siendo este tipo de evaluaciones generales más usadas por personas que no tenían niños”, se afirma.

Los participantes, por otro lado, se focalizaron en el movimiento de la cola del perro como un signo de emociones positivas. “Esto es particularmente preocupante ya que solo algunos movimientos de cola son señal de que el perro está contento. Tanto la posición, la velocidad, amplitud y dirección del movimiento de la cola pueden variar. Un perro feliz va a mostrar una cola con movimiento amplio junto con el resto del cuerpo relajado, mientras que una cola tiesa, alta y con movimiento rápido puede ser una señal de amenaza”, se sostuvo en Dogtopía.

Otros comportamientos señalados por las personas evaluadas fueron las orejas hacia atrás, más frecuentemente reconocidos por quienes tenían perro, y el evitar contacto visual. “Los investigadores expresan que aún cuando las personas fueron capaces de reconocer el estado emocional del perro, esto no necesariamente hubiese sido suficiente para prevenir una mordida, ya que continuaban describiendo las interacciones como juguetonas y amigables”, se concluye en el artículo del sitio especializado en comportamiento animal.

Más datos:
“Estos resultados muestran la importancia de los programas de prevención de mordidas que apuntan a enseñar tanto la descripción correcta del lenguaje corporal canino como las señales tempranas de agresión, para proveer a los adultos con el conocimiento necesario para supervisar de forma segura las interacciones entre niños y perros”, se concluye en la investigación realizada en la Universidad de Ankara.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos