¿También para toda la población?

Es vital la tercera dosis para los inmunodeprimidos

En entrevista con LA REPÚBLICA, María Moreno, comentó que la tercera dosis para inmunodeprimidos se va dar a la brevedad y para el resto de la población no lo cree necesario, ya que la efectividad de las dos dosis de la vacuna es muy alta y se está bien protegido.

La pandemia del Covid-19 continúa en Uruguay, pero en estos días ha descendido el número diario de casos reportados, además de las muertes. Eso queda de manifiesto cuando se analiza el mapa del Índice de Harvard, que muestra los 25 casos nuevos (promedio) cada 100.000 habitantes en siete días, donde no hay ningún departamento en rojo.

“Esa situación es la que esperábamos después de que empezamos a vacunar. Teníamos la ilusión de que la ola fuese más chata y suave, pero sabíamos que si se seguía ese Plan Nacional de Vacunación tan intenso se podía alcanzar esta situación rápidamente. Obviamente que la situación es muy buena pero también muy provisoria. Igualmente, no se deja de estar en riesgo por otro tipo de variantes, como la P1 y la Delta, y porque todavía faltan personas por vacunar. Tenemos que entender que de esto no salimos solos, sino todos juntos”, manifestó a LA REPÚBLICA, la docente del departamento de Desarrollo Biotecnológico del Instituto de Higiene de la Facultad de Medicina, María Moreno.

Para mantener estos niveles, que son buenos comparados a los que teníamos hace no mucho tiempo atrás, dijo que sin lugar a dudas la vacunación es la herramienta más grande. Algo que se debería hacer, pero que todavía falta, es el seguir los hilos epidemiológicos para que cuando surjan nuevos brotes poder controlarlos rápidamente.

“Las muertes bajaron considerablemente. Eso lo preveíamos porque ya en junio empezaron a bajar los ingresos a los Centro de Terapia Intensiva (CTI). Siempre hay un delay, primero se da cuando uno se infecta y aparecen los síntomas, luego entre que estos aparecen y el ingreso al hospital. Posterior a eso, se da desde ese momento hasta la media de 10 días que es cuando los pacientes fallecen. Hay un corrimiento siempre de esos datos. Lo primero que íbamos a ver era la entrada a CTI, sobre todo porque las vacunas son muy eficaces para prevenir eso. Inmediatamente después íbamos a ver esa bajada en las muertes”, señaló.

Desde hace tiempo se habla de una tercera vacuna para las personas inmunodeprimidas. Según Moreno, esta decisión se basa en datos recogidos de Reino Unido y Estados Unidos que ponen de manifiesto que tienen menor respuesta a las vacunas, o en algunos casos muy poca o casi nula, ya que su sistema inmune está suprimido.

Esta se dará para todo ese grupo de riesgo para generar anticuerpos a los que no tienen o son pocos y para los que los tienen, potenciarlos. En Uruguay se darán a la brevedad y desde el gobierno se trabaja para suministrarlas. “La idea es brindarles cuanto antes la protección necesaria a esas personas con las dosis disponibles en el país”, agregó.

Además, se dio la discusión de si la población necesita una tercera dosis, a raíz de comentarios realizados por el ex coordinador del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), Rafael Radí, que dijo que si no se daba esa dosis adicional no se iba a poder alcanzar la inmunidad de rebaño, porque la vacuna Sinovac tiene un 50 por ciento de eficacia para la transmisión de la enfermedad.

“A mi esas declaraciones me generan algunas dudas. Yo soy de la idea de proteger más personas de mejor manera que a menos con mayor respuesta. En la medida que haya personas por vacunar, las dosis tienen que ir para ese lado y sin lugar a dudas para los inmunodeprimidos”, puntualizó.

Podría ser que el año que viene la población se tenga que vacunar contra el Coronavirus, así como también contra la gripe. “Estas vacunas en lo que refiere a eficacia siguen siendo muy alta. Entonces, para mí no hay necesidad de reformularla. Habrá que ver si se cae la inmunidad en nosotros. Cuando tú estás vacunado y hay circulación muy baja del patógeno, hace que si te infectas, lo pases asintomático porque ya estás protegido. Eso también refuerza nuestro sistema inmune”, comentó. 

En tanto, estudios han demostrado que si se mezcla la vacuna de Astrazeneca con Pfizer no hay problemas ya que la respuesta inmune generada por el organismo es la misma. 

LA CLAVE:

“Quiero hacer énfasis en que las vacunas son una herramienta de salud pública que han demostrado, hasta el día de hoy, controlar mucho y erradicar algunos patógenos, que a priori con el Coronavirus parecía totalmente desbocada. Hay que seguir en la protección personal para proteger a los demás. Hay que trabajar en eso con la gente que queda aún por vacunarse”. 

María Moreno – Docente del departamento de Desarrollo Biotecnológico del Instituto de Higiene de la Facultad de Medicina

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos