Estados Unidos y Gales brindaron el primer empate del Mundial

Estados Unidos dominó todo el partido y fue superior en el primer tiempo, pero bajó la guardia y dejó escapar dos puntos.

Estados Unidos
Foto: Selección de Estados Unidos.

El grupo B del Mundial de Catar se cerró con el empate a un gol entre Estados y Unidos y Gale en lo que fue, hasta ahora, el partido menos vistoso de la competición.

Antes de este encuentro los de “las barras y las estrellas” y los “dragones” se enfrentaron en dos ocasiones, ambos en encuentros amistosos. En 2003 Estados Unidos venció a Gales por marcador de 2-0, mientras que en 2020 se vieron las caras en un empate a cero.

En esta oportunidad el escenario fue el estadio Al Rayyan de la ciudad de Rayán. Allí se midieron los equipos anglosajones en un partido vital para sus aspiraciones. Además de la carga que significa per se el primer encuentro, Inglaterra venía de golear 6-2 a Irán, por lo que para ambas selecciones, a priori favoritas para acompañar a los ingleses en octavos de final, era fundamental no caer en este compromiso.

Superioridad norteamericana

La primera parte fue toda para Estados Unidos. Los norteamericanos no desplegaron un fútbol sensacional ni mucho menos, pero sí una solidez tanto en defensa como en ataque. Fue así como apenas al minuto 9’ los de Gregg Matthew tuvieron una clara doble oportunidad qué terminó con el cabezazo de Josh Sargent parta que Hennesey enviara al tiro de esquina.

Superada la media ahora de partido se abrió el marcador. Christian Pulisic tomó la pelota y encaró por el centro del campo para que Timothy Weah le marcara la diagonal. El jugador del Chelsea habilitó de buena manera al delantero que, ante la salida del guardameta galés, definió de gran manera para poner el 1-0 en el marcador.

Gales trató de reaccionar sobre el final de la primera parte y comenzó a pasar la mitad de la cancha. Sin embargo, sus intenciones no eran lo suficientemente lúcidas como para provocar desorden en la defensa rival.

Con una justa victoria de los estadounidenses el árbitro catarí Abdulrahman Al Jassim, de una actuación bastante cuestionable, decretaría el final del primer tiempo.

Lo pagaron caro

En la segunda mitad Gales apostó un poco más al ataque pero sin demostrar grandes cambios en lo actitudinal. Recién al minuto 64 hubo una aproximación de la selección británica cuando Ben Davies se impuso en la altura y cabeceó un balón que se fue un poco alto.

Con el paso de los minutos Estados Unidos se diluyó y no solo dejó de atacar con claridad, sino que también comenzó a filtrar en defensa. Los cambios que realizó el entrenador no surtieron efecto y el partido entró en un punto muerto donde, si bien no pasaban apuros, estaban lejos de cerrar el marcador.

Y así fue como a falta de 10 minutos para el final un craso error del defensor Walke Zimmerman serviría para que Gales empatara. Bale tomó un balón de espadas dentro del área y el zaguero lo derribó de una manera torpe, por lo que el principal catarí no dudó en pitar el penal.  Fue el propio Bale quien tomó el balón y cambió el tiro por gol con un potente remate al ángulo superior izquierdo del arco que defendía el guardameta Turner.

El gol golpeó la moral del cuadro que iba adelante en el marcador  y subió la de los galeses. Estados Unidos dominó casi todo el partido pero sobre el final se relajó y terminó por empatar y cerca de perder.

En la próxima fecha el combinado europeo se medirá ante Irán, mientras que los americanos chocarán ante Inglaterra.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.