Personas con cáncer, trasplantados, diabéticos y embarazadas

Estrategia de vacunación para personas con comorbilidades

El Ministerio de Salud Pública lleva adelante la campaña de vacunación contra el Covid-19 desde el 27 de febrero de 2021. Ahí se priorizó a algunos grupos de la población por franja etaria y según las comorbilidades que presentaban. A continuación, el detalle de esta estrategia.

En Uruguay desde el 27 de febrero de 2021 se mantiene activa una campaña de vacunación que ha sido definida por un plan de vacunación estratificado por grupos prioritarios, que al momento se inocula con tres vacunas: CoronaVac, Pfizer/BioNtech y AstraZeneca, que han tenido un arribo fraccionado al país.

La asignación de las vacunas se determinó por el principio de igualdad y de equidad, y se consideraron los riesgos de los distintos grupos de enfermar gravemente, de cumplir servicios esenciales y de reciprocidad por exposición.

Grupos priorizados por comorbilidades

El Informe producido por la División de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MSP) indica que las comorbilidades aumentan el riesgo de enfermedad grave y de muerte. Las que más frecuentemente han demostrado un muy alto riesgo de presentar Covid-19 y de un estado grave de la enfermedad son: las cardiopatías, la diabetes, la obesidad (sobre todo IMC mayor a 35), los pacientes oncológicos, las afecciones respiratorias crónicas, insuficiencia renal en estadio cuatro y el síndrome de Down.

En la evolución de la campaña surgió nueva evidencia y se incorporaron nuevos grupos prioritarios, como es el caso de las embarazadas, identificando un mayor riesgo para el binomio madre-hijo. Este ejemplo evidencia el carácter dinámico de la campaña.

El informe epidemiológico producido en el MSP determinó grupos priorizados, donde se obtuvo la información de las distintas instituciones y entidades del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS). Se tuvo en cuenta el portafolio de vacunas disponibles en Uruguay y su arribo, y se procedió a escalonar y georeferenciar.

Sobre esta base fueron diseñadas distintas estrategias para suministrar en forma segura, en coordinación con los distintos actores involucrados, y asegurar el acceso a la vacuna.

Grupos priorizados y estrategia de vacunación

El primer grupo fueron los 2.969 pacientes reportados con diálisis crónica incluida de hemodiálisis y diálisis peritoneal. Se inició la vacunación de este grupo en la primera semana de marzo y se continuó con una estrategia de vacunación en los centros de hemodiálisis en abril y se incluyó el proceso de vacunación por franja etaria.

El segundo fueron los trasplantados. Estos últimos mayores de 16 años eran 3.137. Se incluyeron todos los receptores de trasplante de órgano sólido y hematopoyético de 16 años y más. Se vacunó en los vacunatorios del Fondo Nacional de Recursos (FNR), del interior del país y por franja etaria.

El tercero fue el grupo de pacientes con cardiopatías severas que incluían cirugías cardíacas y ahí habían 21.190 pacientes reportados. Estos pacientes iniciaron su vacunación por franja etaria, y luego fueron vacunados tanto en el FNR como en otros vacunatorios del país. 

En tanto la campaña se encuentra en marcha, los números son parciales y van aumentando a partir de solicitudes justificadas por certificado, historia clínica de los pacientes o pedido por los médicos. Estos son enviados a la Comisión Covid-19, que se creó para dar solución a casos especiales dentro del universo de priorizados.

Dado que esta patología está habitualmente asociada a los mayores de 45 años, se comenzó a vacunar al inicio de la campaña por grupo etario. Se incluyó la cardiopatía isquémica que recibió angioplastia en los últimos 10 años. El número de reportados fue de 32.899.

El cuarto grupo son los diabéticos tipo 1 y 2 que fueron vacunados por franja etaria. A partir de la solicitud de datos a los prestadores de salud, desde metas asistenciales surge que en Uruguay hay 147.724 diabéticos. De ellos, por franja etaria se vacunaron 109.724 y fueron priorizados en las primeras semanas de mayo luego de obtener los datos de los 38.000 restantes. 

Sumados a estos números proporcionados directamente por los prestadores, al 28 de mayo eran 196.272 los casos de diabéticos reportados. Esta lista es abierta y puede aumentar.

El quinto caso son las embarazadas que actualmente se consideran como un factor de riesgo por sí mismo, que incrementa si se asocian comorbilidades u obesidad. Se solicitó a los prestadores la lista de embarazadas para poder ser priorizadas en el mes de mayo. El listado está abierto y los prestadores continúan con su envío de datos al MSP.

El sexto fueron las otras comorbilidades. Se incluyeron las enfermedades respiratorias crónicas, fibrosis quística, hipertensión pulmonar, oncológicos y hematoncológicos donde se priorizó a aquellas personas que iniciaían tratamiento a la brevedad y a aquellos que están bajo tratamiento quimio, hormono, inmuno o radioterápico, y a aquellos con fecha de cirugía oncológica. Dichas personas fueron agendadas y comenzaron a vacunarse a partir del 18 de mayo.

Por último, están los otros grupos prioritarios como las personas con síndrome de down que son de alto riesgo. Se estima que hay entre 2.500 y 3.000 personas. Como estrategia se realizó una jornada de inmunización en vacunatorios especialmente diseñados para dicha población mayor de 18 años. El resto de las personas con síndrome de Down recibieron la vacuna en centros de vacunación de todo el país.

Con respecto a los privados de libertad la vacunación comenzó el 18 de marzo. Se trata de personas institucionalizadas con mayor riesgo de infección. De 13.606 privados de libertad se vacunó el 92 por ciento con primeras dosis y el 91 con segunda dosis, a la fecha del 4 de junio. También fueron vacunados los mayores de 18 del INISA.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos