Estrés al conducir

Estar al volante y circular con precaución implica controlar y poder dominar diversos factores que influyen al momento de desplazarnos en un vehículo. Nuestro estado de salud y anímico, entre otros tantos factores, influenciarán notoriamente al momento de sentarnos a conducir, ya que los sentidos y el nivel de atención necesarios en la ruta podrían verse alterados.

Las causantes del estrés que podamos manifestar al conducir pueden surgir desde varios orígenes. A continuación compartimos algunas ideas sobre algunos aspectos a tener en cuenta para poder reducir y controlar el nivel de estrés si debemos conducir.

Es importante encontrarnos sanos y estables emocional física y mentalmente, ya que cualquier alteración en cualquiera de estos niveles se verá reflejado en conductas y malestares que influenciarán en la concentración y atención necesaria al momento de conducir.

El mantenimiento del vehículo es muy relevante. Cumplir con los controles, el cuidado y los chequeos necesarios y correspondientes evitará sorpresas o desajustes de imprevisto, factores que, en tal caso, aumentarían los niveles de estrés del conductor.

Estar descansados es fundamental. Si bien puede sonar un tanto obvio, un conductor con un buen descanso es más eficiente en la toma de decisiones, sus reflejos son más ágiles y su atención logra concentrarse mucho más.

Planificar el viaje. Intentar hacer un viaje más eficiente implica organización. Efectivizar las idas y vueltas favorece el uso del tiempo y hasta el uso del combustible.

Evitar el uso de dispositivos electrónicos. Además de poner en riesgo tanto al conductor como al resto de los conductores y peatones, distraerse con dispositivos móviles resta concentración y sobrecarga la actividad mental lo que podría favorecer el incremento del estrés.

Conducir con tiempo. Salir con suficiente tiempo para realizar las actividades que se tengan por delante y no andar a las apuradas, reducirá los niveles de estrés mientras la persona va manejando y pretende llegar a determinada hora a determinado lugar. Evitará también la necesidad de acelerar o andar más rápido en calles o carreteras. 

Estas son algunas ideas que no solo tienden a ayudarnos a controlar el estrés al momento de conducir un vehículo, sino que también pueden ayudar en una mejora de la seguridad vial y reducir accidentes de tráfico.

1 Comentario

  1. A un taximetrista le dieron una medalla por manejar cuarenta años sin tener accidentes. En la entrevista de TV le preguntaron a que se debía y él contestó: » Todos los días de mañana cuando saco el auto me imagino que todos los que me rodean son idiotas.» Manejo defensivo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Pura Vida