«Exceso» del sindicato del supergás molestó a ministros

El lanzamiento de bombas de estruendo enfadó a Pablo da Silveira, Omar Paganini y Adrián Peña; el gremio pidió disculpas y se puso a la orden para reparar los daños provocados.

CERRO LARGO

En un encuentro de trabajo entre los ministros de Industria y Energía y de Educación y Cultura, en el 4º piso del edificio de Ancap, en un determinado momento, una bomba de estruendo rompió uno de los vidrios, y cayó donde se ubicaba una funcionaria del ministerio.

El hecho sucedió este martes 3 por la mañana. Al respecto, minutos después del hecho, el ministro de Educación, Pablo da Silveira, escribió en su Twitter: «En reunión de trabajo en el Ministerio de Industria. Manifestación de trabajadores de Ancap en la puerta. Acaban de tirar una bomba de estruendo al piso del ministro. Rompieron una ventana. Los vidrios cayeron sobre una funcionaria que felizmente no resultó herida. Así no», escribió el secretario de Estado.

El ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, utilizó también su cuenta de la red social para comentar el hecho. «Reunión de trabajo con el Ministro de Educación en mi oficina del 4º piso del edificio de Ancap, en Libertador y Cerro Largo. Hace unos instantes una bomba de estruendo rompió un vidrio a dos metros de nosotros, cerca de dos funcionarias. Valoramos la actividad sindical. No esto», puntualizó el jerarca.

Por su parte, Gerardo Rodríguez, presidente de Fancap, también utilizó la cuenta de Twitter para dar su versión, y a la vez, contestarle al ministro de Educación. «Sr. Ministro de Educación y Cultura, los trabajadores de Ancap estamos realizando una Asamblea Representativa. No estamos manifestando en ningún lado. El fin de semana se nos quiso acusar de un supuesto desabastecimiento, ahora nos involucran en hechos que no protagonizamos. Así no», decía el mensaje.

Ya pasado el mediodía, Da Silveira se refirió al tema y pidió disculpas. «El protagonista del episodio de la bomba de estruendo y la ventana rota en el Ministerio de Industria fue el sindicato del supergás, no el de Ancap. Rectificamos como corresponde hacerlo. La gravedad del hecho no cambia, pero el responsable es otro. Las disculpas del caso», reconoció.

Por su parte, sobre la hora 13, quien usó también las redes para denunciar un hecho fue el ministro de Ambiente, Adrián Peña, quien escribió: «Lamentablemente la manifestación que se detuvo hoy (martes) en Torre Ejecutiva ocasionó daños producto de una bomba de estruendo en el vehículo del Ministerio de Ambiente en que me traslado. El derecho a reclamar es absolutamente legítimo, pero estas acciones no son aceptables», dijo el ministro.

Por su parte, Andrés Ghichón -vocero del sindicato de supergás-, dijo este martes de tarde al noticiero Subrayado su opinión sobre el tema. Además, en un «comunicado oficial», el gremio pidió disculpas por lo sucedido, expresa que no se tuvo intención de dañar bienes ni de lastimar a personas.

«Queremos expresar que no fue ni será la intención de nuestra organización lastimar a personas alguna o bien particular», dice el comunicado publicado el viernes de tarde. «Pedimos las disculpas del caso y si las autoridades lo consideran pertinente, siempre encontrarán a través de la dirección nacional de Fuecys los espacios de diálogo institucionales que nos destacan», dice la nota.

«Cuidemos la tolerancia, cuidemos las discrepancias»

El secretario de Presidencia de la República, Álvaro Delgado, planteó su preocupación ante el incidente referido a un explosivo que rompió vidrios en el despacho del ministro Omar Paganini, exhortando a la condena de todos los sectores políticos, gremiales y sindicales.

Delgado destacó que el episodio no hace al «Uruguay en el que nos criamos», así como tampoco al Uruguay donde criar «a nuestros hijos». «(Hubo) un episodio que nos preocupó, mucho nos preocupó. Una reunión entre dos ministros en el despacho del ministro de Industria, con una explosión que ojalá se aclare», recapituló. «Ojalá no tenga los ribetes que puede llegar a tener.

Discrepancias, todas. Se puede construir desde la discrepancia también. Ahora, hay límites que no se pueden pasar». «Me preocupó como sociedad. Obviamente, como gobierno, pero como sociedad. Ojalá sea un episodio muy aislado. Que sea rechazado por todos; me refiero a todos los partidos políticos, todas las agremiaciones empresariales y por la central sindical», recalcó.

«Son cosas que en el Uruguay no estamos acostumbrados que pasen. No es el Uruguay en el que nos criamos, ni en el que queremos criar a nuestros hijos». El secretario de Presidencia evitó vincular el hecho con un posible aumento de la conflictividad sindical, esperando que sea «una mala experiencia, una mala anécdota, que gracias a Dios no tuvo consecuencias de otro tipo más que algunos vidrios rotos».

«Cuidemos la sociedad, cuidemos la tolerancia. Cuidemos las discrepancias», concluyó Delgado. Los dichos de Delgado sobre el incidente en el despacho de Paganini, mientras mantenía una reunión con el secretario de estado de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, no los atribuyó a ninguna organización. Fueron expresados en la antesala de Diputados tras participar de la sesión de la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de Cámara de Representantes.

1 Comentario

  1. Como trabajador de ancap, no me asombra que algun mandadero, haya salido a enchastrar a la federacion ancap. El directorio viene utilizando la herramienta del enchastre , para victimizarse ante la opinion publica, mintiendo abiertamente y dejando (una vez mas) a los trabajadores como los malos de la pelicula. El ente hace años que se viene cayendo a pedazos y desde la presidencia de daniel martinez, es que claramente hay una intencion de cerrar ancap.
    como en el 2003, la vamos a pelear. y la vamos a ganar de nuevo. ARRIBA LOS QUE LUCHAN Y ARRIBA LA CLASE OBRERA!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales