Fancap rechaza cierre de emprendimiento productivo de Alur

Ante el cierre del emprendimiento productivo de Alur en la localidad artiguense de Belén, la Coordinadora de Sindicatos de Ancap (Fancap), expresó en un comunicado el profundo rechazo ante la decisión del directorio del ente.

“Esta decisión está enmarcada en un proceso de desmantelamiento del rol social y productivo del Ente, cuyo marco jurídico son los artículos 235, 236, 237 y 285 de la Ley de Urgente Consideración (LUC)”, se informó desde la coordinadora. 

Para el sindicato, el proceso de desmantelamiento de Alur responde a un cambio de administración que no ve rédito en el proyecto agroindustrial del ente, pero consideró que esta medida no depende de los intereses políticos del “gobierno de turno” sino que responden a una política de Estado. 

“El proyecto social de Alur es del pueblo y este se defenderá con todas sus áreas abiertas y con trabajadores dando lo mejor de sí para producir. Como así también sostenidos por una política pública integral al desarrollo de la comunidad, para poder garantizar derechos en su zona de arraigo”, se fundamentó. 

Desde la perspectiva de Fancap, la administración central debería aumentar las políticas proteccionistas invirtiendo en la generación de biocombustibles. Para ejemplificar, se informó que la producción de biocombustibles sustituye un embarque de petróleo de un millón de barriles, producción que favorece a unas 4.000 familias. 

“La producción de biocombustibles está subsidiada en nuestro país y en el mundo, porque dentro de otras cosas, genera autonomía energética, mejora la calidad del medio ambiente y crea trabajo digno. Hoy Uruguay sustituye un embarque de petróleo de un millón de barriles por año con trabajo nacional y con el sustento de 4000 familias”, se indica en el comunicado. 

En este sentido, con el cierre del centro productivo de Belén se advierte un cambio de políticas de gobierno con un tinte más “clasista”, una política de gobierno no compatible con “los intereses del pueblo” pero si “muy atento a los intereses de la burguesía”. “Un gobierno que acaba de aplicar un brutal mazazo sobre la ciudadanía con la suba de combustibles en medio de una crisis sanitaria, económica y social”, añade el comunicado.

Las críticas del sindicato apuntaron a que con un “tarifazo” se aseguró que los uruguayos subsidiarán a los “malla de oro” con 60 millones de dólares en combustibles para cosechas y que niega el financiamiento de un emprendimiento como el de Belén que costaría un total de 15 mil dólares mensuales. 

“Con el subsidio concedido al sector agroexportador se podría subsidiar la producción de Belén por 333 años, queda claro quienes gobiernan”, puntualizaron. 

La medida adoptada por Ancap afecta a un total de 40 familias y afectará a otros sectores productivos del pueblo artiguense. “Es el comienzo del desmantelamiento de un proyecto. Hoy en Belén somos todos y todas. Hoy Belén y todas las unidades productivas del ente y sus vinculadas están en riesgo. Son la muralla por donde se puede frenar el desmantelamiento de ANCAP”. 

Pese a que desde el sindicato valoraron positivamente que en Bella Unión el gobierno realizará inversiones para la producción de cáñamo, se sostuvo que lo verán como “una cortina de humo mientras se desmantela el emprendimiento en Belén”. 

“No creemos en las promesas del presidente, más aún teniendo tan presente las que hizo durante la campaña electoral respecto a la rebaja de combustibles”, se indicó. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos