/

Fede Valverde: un sueño premonitorio y la charla de Diego Alonso que “me hizo abrir la mente”

La nueva estrella de la Celeste contesta 23 preguntas sobre el fútbol, la vida, su niñez, su familia, una charla íntima con el DT de la Selección y un sueño premonitorio que tuvo de niño.

Mientras Luis Suárez, Edinson Cavani y Diego Godín van mermando el brillo de su luz, Federico Valverde emerge como la nueva estrella de la Selección Uruguaya, augurando ser el líder futbolístico de la Celeste de aquí a diez años.

El volante del Real Madrid respondió 23 preguntas al diario Marca de España en las cuales se plantean temas diversos, que van desde lo futbolístico, pasando por lo mental (“yo tenía hasta entonces un poco la cabeza cerrada, y él me hizo abrir la mente” confesó sobre la charla que tuvo con Diego Alonso), lo familiar y hasta la confesión de un sueño premonitorio que tuvo de niño: “estaba soñando que jugaba en un estadio y sabía que era en el extranjero porque escuchaba un acento raro”.

A continuación las 23 preguntas y las 23 respuestas:

1) Pregunta. Antes de que fichara por el Madrid, le hice una entrevista cuando apenas debutó con Peñarol. Tenía 17 años. ¿Qué queda de aquel Fede?

Respuesta. [Risas] Soy un Fede totalmente distinto por las cosas que me han tocado vivir.

2) P. ¿Se imaginó algún día que iba a ganar la Champions?

R. Uno siempre sueña y quiere triunfar en el fútbol, pero por aquel entonces veía muy lejos todo lo que he conseguido este año.

3) P. Su madre contó que, cuando era pequeño, soñó con que jugaba en un gran estadio en el extranjero. Cuéntenos esa anécdota.

R. Sí, y no fue una vez sino dos. En el primer sueño sabía que estaba fuera de Uruguay pero no dónde: y en el segundo, algo más tarde, ya sí supe que estaba soñando en un estadio extranjero porque escuchaba un acento raro.

4) P. Hablemos, primero, de la Selección uruguaya. ¿Pesa mucho ser una estrella del Real Madrid en La Celeste?

R. No pesa. Es más, puede ser tomado como un ejemplo para muchos niños y jóvenes jugadores de mi país que pueden verme como referencia. Personalmente, es una responsabilidad enorme poder demostrar aquí todo lo que estoy haciendo en el Real Madrid. Además, ahora me siento con mucha fuerza para hacerlo.

5) P. Por primera vez un seleccionador uruguayo habla de ser campeón del mundo. ¿Cree que es posible con esta Selección?

R. Con trabajo, todo se puede, y nosotros afrontamos cada partido con la humildad propia de este país. Estamos muy unidos como grupo y cada jugador, del primero al último, tira para el mismo lado. Si todos tenemos confianza, fe y unión, podemos lograr cosas grandes. Luego, que pase o no, depende del fútbol. Intentaremos hacer historia con la Celeste.

6) P. Hubo una charla esencial para usted esta temporada. Diego Alonso fue a verle a su casa, y a partir de ahí cambiaron muchas cosas. ¿Qué le dijo?

R. Yo tenía hasta entonces un poco la cabeza cerrada, y él me hizo abrir la mente. Él tiene mucha experiencia en el fútbol y me dijo cosas bonitas, pero también ciertas, y tengo que aprender mucho de él. Mi mujer (Mina Bonino) estaba también en esa charla y ambos hicimos un click porque ella también me ayuda mucho. Un click para poder demostrar más cosas que el entrenador sabía que tenía. Me dio la confianza que necesitaba entonces y eso me ayudó mucho para ganarme un lugar en el Madrid. Fue de gran ayuda.

7) P. Ahora que la ha nombrado, su esposa es periodista, y sabe bastante de fútbol. ¿Eso es bueno o malo?

R. [risas]. Ella me conoce muy bien y siempre me exigía un poco más. Ella sabe bien todo lo que puedo dar, y eso me ayudó a querer mejorar, aprender y seguir esforzándome. Pero ya hemos hablado sobre cómo manejar mi trabajo y administrar cada momento para que yo esté tranquilo siempre. Ella es mi sostén para que yo sólo piense en el fútbol y es muy importante para mí.

8) P. Su hijo, Benicio, tiene solo dos años y llegará al Mundial con una duda: ¿Argentina, por ella, o Uruguay, por usted?

R. Por Uruguay claramente. El padre tira más en lo que es relativo al fútbol.

9) P. En una reciente entrevista, su seleccionador me dijo: ‘el juego debe pasar por Valverde’. ¿Qué opina de esto, teniendo en cuenta que en el Madrid muchas veces juega en una banda?

R. En el Madrid tengo un rol importante pero a veces el juego no solo gira en torno a mí. Yo me siento importante con Ancelotti pero el juego también gira alrededor de otros compañeros. Yo puedo ayudar en bastantes facetas y técnicamente me siento capacitado para ello. En cambio, en Uruguay tengo una posición diferente, tengo más libertad a la hora de jugar, estoy más suelto y eso conlleva una responsabilidad que quizás en el Madrid todavía no afronto tanto.

10) P. Los que le conocen bien siempre se lo han dicho: ‘Fede, dispara más’. ‘Fede, tienes que hacer más goles’. ¿Vamos a ver a un Fede aún más completo la próxima temporada?

R. Esa es la idea. En casa me decían que tenía que pegarle más al arco, mínimo tres veces por partido, pero a veces no me sentía con la confianza que ahora sí tengo. Ya tengo la cabeza mucho más asentada y estoy tranquilo. Tengo esa confianza que hace unos meses no tenía al cien por cien. Me siento capacitado para aportar más goles, más asistencias y más llegadas al equipo. He mejorado bastante en eso.

11) P. Confiéselo: ya valió una Champions, pero… ¿fue disparo o pase a Vinicius lo del gol de París?

R. [risas]. Asistencia fue porque la estadística me lo contó como tal. Gracias a ese pase-disparo al arco, llegó el gol y ganamos la Champions. Unos pueden decir disparo, otros pase, pero lo importante es que la Copa está en Madrid. Esa acción fue la más importante de mi carrera.

12) P. ¿Le comentó algo Vini tras la final?

R. Bromeamos bastante sobre eso y Vini me dijo que fue un gran pase. Lo importante es que con esa acción ya dejé una huella en la historia del Madrid y tengo que valorarlo porque es algo muy lindo.

13) P. ¿Dormía usted tras las remontadas?

R. Le cuento cómo hacía yo: llegaba a casa, disfrutaba con mi familia y hablábamos del partido. Yo me acostaba con un gran alivio y placer de saber que había pasado algo único. Muy pocas veces pasa eso en una carrera. Lo disfrutaba con mi gente en casa, tranquilo y charlando de la vida y del fútbol. Pero, esto es el Madrid y al otro día todo estaba olvidado. Había que seguir ganando.

14) P. Ahora todo es bonito pero usted lo pasó muy mal en un tramo de la temporada, cuando no fue titular.

R. Sí, ahora todo es felicidad: carrera, familia… Cuando empezó la temporada, lo jugaba todo. Sin embargo, me vino una lesión y eso fue un gran golpe. Yo no estaba suficientemente fuerte y me costó mucho recuperarme. Cuando estás arriba, crees que nada te va a derrumbar. Fue duro superarlo en mi cabeza. Iba a entrenar y sabía que me quedaba un mes mínimo para volver a jugar y ganarme un lugar en el equipo.

15) P. En ese punto recibió una ayuda que antes no tenía. Cuéntenos.

R. Cuando tuve la lesión y sentía todo negativo, tuve varias charlas en casa con mi mujer, que es la que me apoya y me aguanta en todo, vayan bien o mal las cosas, y ahí empezamos a buscar soluciones. Ella más que yo, porque yo era muy cerrado. Y ella buscó soluciones con un preparador físico personal, un fisio que me ayudara, un nutricionista que me controlara la alimentación, un coach que me tranquilizara la cabeza… Ahí fue entonces cuando hice click y todo este cambio me vino muy bien. Todo lo que me acompaña ahora me hizo crecer cada vez más.

16) P. El madridismo le ama por dos cosas, su calidad y su coraje. ¿Lo siente así?

R. Es espectacular el cariño que siento de la afición. Incluso cuando las cosas iban mal, los madridistas estaban ahí apoyándome y sacándome una sonrisa para seguir luchando por ser titular. Siempre voy a estarle agradecido al madridismo. Si iba a buscar a Benicio al colegio, siempre había alguien que me daba ánimos: ¡Vamos Fede, tú puedes, que el madridismo te quiere!

17) P. Y, aparte, el club le ha demostrado apoyo: es el jugador con un contrato más longevo (2027).

R. El club siempre me dio una confianza tremenda y eso lo valoro y me sirve de motivación para aprovechar mi oportunidad aquí. Cuando me fue a buscar, no me lo creía. Juni Calafat [jefe de scouting del club y artífice de su fichaje] me cambió la vida y no sólo en el aspecto futbolístico, sino en la ayuda que me brinda siempre a mí y a mi familia desde que llegué a España. Yo llegué solo y Juni siempre estuvo ahí. Hoy por hoy no soy una estrella pero sí soy algo más importante que cuando llegué, y cuando yo no era nadie, Juni era el primero en escucharme. Siempre le voy a estar agradecido.

18) P. ¿Le daría el Balón de Oro a Benzema?

R. Se lo daría a los once jugadores de mi equipo, pero creo que Karim se lo ha ganado y demostró ser el mejor durante toda esta temporada. Es un referente en el Madrid, en Francia y en todo el mundo. No sé qué más tiene que hacer para que Karim se lleve el Balón de Oro.

19) P. Comparte amistad con Luka Modric. ¿Es mejor futbolista o mejor persona?

R. Las dos, van de la mano. Su calidad con el balón la ven todos, pero su parte humana la conocemos pocos, sólo los compañeros del equipo. Es un gran capitán, siempre está a disposición de todos y te transmite su ambición por ganar y eso nos da un plus para seguir avanzando.

20) P. ¿Qué le parece el fichaje de Tchouaméni?

R. Espectacular. No lo vi jugar mucho, porque ahora, desde que nació Benicio, miro menos fútbol por la tele. Ya juego más con el niño que ver fútbol (risas). Trato de aprovechar el tiempo con mi hijo. Pero es un gran jugador y lo demuestra con Francia en cada partido. Hay que aprovecharlo bien.

21) P. ¿Qué le dijo Florentino tras ganar en París?

R. Me dijo: ¡Uruguayo!. Es bonito que me identifique con mi país y remarca la importancia de Uruguay en el fútbol.

22) P. Su madre fue la que se sacrificó para que usted llegara a la élite. ¿Cómo vivió ella la final?

R. La vi poquito porque los de la UEFA no la dejaban pasar al césped, pero, cuando me vio, me pegó un abrazo enorme con lágrimas en los ojos. Fue un abrazo que duró unos segundos pero que se nos pasaron mil cosas por la cabeza de todo lo que luchamos juntos, junto a mi padre, para llegar ahí. Cuando no era nadie, los tres íbamos juntos para todos lados, con frío, con lluvia, con calor. Ellos siempre estaban ahí con una sonrisa y con las ganas de llevarme a entrenar. Yo soy el que juega pero mi sostén son mi mujer, la felicidad de mi hijo y el aliento de mis padres.

23) P. Tras la Champions, ¿habrá que desterrar ya lo del ‘Pajarito’ e ir por el ‘Halcón’, no?

R. Sí, creo que ya es hora de ir dejando ‘El Pajarito’ (risas).

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos