Fenómeno atmosférico de la Niña «se retiraría en marzo»

El fenómeno de La Niña, según la ONU, produce un “enfriamiento a gran escala de la temperatura de la superficie del océano”.

El fenómeno de La Niña podría comenzar a retirarse hacia fines de febrero o marzo, lo que permitiría un aumento de las precipitaciones, según dijo el meteorólogo José Serra a El País. El fenómeno de La Niña, según la ONU, produce un “enfriamiento a gran escala de la temperatura de la superficie del océano”. Sus efectos son contrarios a los del fenómeno denominado El Niño. En América del Sur, este fenómeno trajo lluvias por encima de lo normal en los países al norte del continente, mientras que para el sur se produjeron menor cantidad de lluvias, incluso por debajo de lo normal.

Este fenómeno natural conduce a un déficit hídrico, un descenso de las lluvias y una mayor sequía. La Niña, además, llegó en un período estacional como el verano, donde las lluvias no son tan frecuentes. Esto, sumado al déficit hídrico notorio del 2020, ha producido una pérdida de alrededor de 370 milímetros de agua, según explicó el meteorólogo. No obstante, espera que “comience a retirarse hacia fin de febrero o marzo”.

Para el meteorólogo, el déficit se solucionará al tener varios días de precipitaciones consecutivas (cinco o seis días de precipitación leve o moderada) para que pueda infiltrar en el suelo, según dijo al matutino. De esa forma, “se pueden restablecer los valores de humedad, volver a tener las aguadas llenas, las vertientes que funcionen en forma normal, recuperar los milímetros perdidos a lo largo de este año”, no obstante, puede llevar varios meses, a menos que el fenómeno del Niño llegue en un corto período de tiempo. El fenómeno del Niño se caracteriza por más humedad y más lluvia.

Déficit hídrico

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) amplió la emergencia agropecuaria a fines de diciembre, por el déficit hídrico que hay en el país. La emergencia agropecuaria permite la asistencia a los productores a través de créditos blandos, donde el afectado puede disponer el dinero y utilizarlo en lo que más precise. Los departamentos que se agregaron son Cerro Largo, Flores, Florida, Montevideo, Soriano y Treinta y Tres. Los créditos serán destinados a productores familiares y para aquellos que no entran en la categoría de productores familiares (registro del MGAP), pero que tienen menos de 500 hectáreas, Índice Coneat 100, abarcando los rubros ganadería y lechería. Se destinarán US$ 25 por Unidad Ganadera (UG) para el rubro ganadería y US$ 40 por UG para productores lecheros.

El tope a cubrir es hasta 300 UG; los créditos son a través de República Microfinanzas, informó el MGAP en su web. En paralelo, está vigente un crédito del Banco República con tasa competitiva y «secuencia de pago acorde con ciclos biológicos. Esa línea contempla hasta US$ 25 por UG, sea ovina, vacuna o ganado lechero. El interés será pagado: 60% en noviembre de 2021 y 40% en abril de 2022. La variante es que la Emergencia Agropecuaria abarca también a tenedores de ganado sin campo con hasta 50 UG. En las zonas del litoral norte afectadas por el déficit hídrico, no fue incluida la granja porque es otra realidad productiva y porque la mayor producción se realiza bajo invernáculo, pero a la vez, esos productores tienen reservas de agua que destinan al riego de los cultivos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales

Misión a Corea del Sur

El ministro de Industria, Omar Paganini, mantuvo contactos ejecutivos en Seúl con empresas e instituciones, donde