Festival de Venecia: el regreso con gloria para Brendan Fraser

El actor fue ovacionado de pie durante siete minutos por su actuación en “The Whale”

En los 90, Brendan Fraser fue una de las estrellas más populares del cine por sus papeles en “George de la Jungla”, la trilogía de “La Momia” o “Al diablo con el diablo”. Sus fanáticos podían disfrutar del actor casi sin respiro. Sin embargo, en unos pocos años, pasó de protagonizar éxito tras éxitos a prácticamente desaparecer de la pantalla grande

Fraser sufrió dolorosos altibajos a lo largo de su carrera pero el domingo vivió un día para el recuerdo en el Festival de Venecia, ovacionado por su papel en “The Whale” bajo las órdenes de Darren Aronofsky. “Simplemente estoy intentando aguantar hoy (…) Gracias por esta maravillosa acogida, deseo que esta película cause la misma profunda impresión que provocó en mí”, animó visiblemente emocionado el actor estadounidense en la presentación de la película. Fraser intentó salir de la sala pero los aplausos de la multitud lo obligaron a quedarse.

“The Whale”, basado en la homónima obra teatral de Samuel D. Hunter, es la historia de Charlie, un profesor de inglés que tras la muerte de su novio empieza a engullir comida basura en un intento de anestesiar su dolor. Su vida transcurre con sus 266 kilos de carne y hueso varados en el sofá, conectado al inhóspito mundo exterior solo por las clases que imparte desde su ordenador, mientras la muerte asoma en el horizonte al olor de sus venas obstruidas y su debilitado corazón. Sin embargo Charlie alberga un último deseo: reconstruir la relación con su hija adolescente, Ellie (Sadie Sink), de la que se separó al abandonar su hogar para empezar la relación con un hombre. De este modo, la casa en la que viven enclaustrado, se convierte en el escenario de un emocionante duelo dramático con la niña en un intento de hallar la salvación antes del fin.

Aronofsky mantiene una relación especial con Venecia: fue en este festival donde estrenó su película más aclamada, “Black Swan” (2010), obtuvo el León de Oro por “The Wrestler” (2008) y ahora regresa con “The Whale” cinco años después de “Mother!” (2017). Eligió a Fraser después de verlo por casualidad en el traíler de una película brasileña de bajo presupuesto y en 2020 empezaron a rodar con todas las precauciones, dado que la trama transcurre en una única localización -la casa- y tiene solo cinco personajes.

El resultado es una tierna historia de redención, una alerta sobre los prejuicios, para la que Fraser, a sus 53 años, ha tenido que trabajar duramente hasta conseguir un aspecto perturbador, gracias también a la prótesis de un barriga de 130 kilos de peso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.