Finlandia decide oficialmente entrar en la OTAN

La primera ministra Marin calificó la decisión de hoy como "histórica".

El Gobierno de Finlandia anunció la decisión de solicitar la incorporación a la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

«El domingo 15 de mayo, el Presidente de la República y el Comité Ministerial de Política Exterior y de Seguridad finalizaron un informe sobre la adhesión de Finlandia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). El informe se elevará al Parlamento una vez haya sido refrendado en el Pleno del Gobierno», dice el comunicado oficial.

El texto añade que «el Presidente y el Comité Ministerial acordaron que Finlandia solicitaría la admisión en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) tras escuchar la opinión del Parlamento». El presidente Sauli Niinisto y la primera ministra Sanna Marin comparecieron juntos en una conferencia de prensa conjunta que contó también con la participación de los titulares de Defensa y Exteriores, Antti Kaikkonen y Pekka Haavisto.

Niinisto, quien habló en finlandés, sueco e inglés según la cadena Yle, destacó que Finlandia está «entrando en una nueva era». La primera ministra Marin calificó la decisión de hoy como «histórica». «Como Estado miembro, también responderemos por la seguridad de la Alianza Noratlántica en su conjunto», remarcó.

El mandatario finlandés y la comisión ministerial de Política Exterior y de Seguridad del Gobierno finalizaron este 15 de mayo un informe sobre la adhesión del país a la OTAN.

El documento será examinado en un pleno del Gabinete y, tras su aprobación, se elevará al Parlamento. El presidente del Parlamento finlandés, Matti Vanhanen, avanzó anteriormente que los legisladores podrían debatir el asunto el 16 de mayo. Si se pronuncian a favor de la adhesión, Helsinki podría cursar la solicitud oficial a mediados de la próxima semana, estima el canciller Pekka Haavisto. Dias antes, Niinisto y Marin emitieron un comunicado conjunto en el que instaron a solicitar el ingreso de Finlandia en la OTAN sin demora.

La operación militar que Rusia lanzó en Ucrania el pasado 24 de febrero obligó a Helsinki y Estocolmo a replantearse su tradicional política de neutralidad e inclinó la opinión pública a favor del ingreso en la OTAN. Durante décadas, el grado de apoyo a esta idea entre los finlandeses había promediado el 20%. En marzo pasado, según una encuesta de Taloustutkimus, alcanzó el 62%, y en mayo, el 76%.

El Ministerio de Exteriores ruso advirtió en reiteradas ocasiones que el ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN implicaría consecuencias tanto para sus relaciones bilaterales con Rusia como para el conjunto de la arquitectura de seguridad europea.

La incorporación a la alianza transatlántica, según Moscú, también sería perjudicial para la imagen de promotores de iniciativas constructivas, de cohesión internacional, que ambos países han tenido durante décadas.

El jefe adjunto de la Misión de Rusia ante las Naciones Unidas, Dmitri Polianski, declaró el 12 de mayo que Suecia y Finlandia serían objetivos potenciales para el Ejército ruso tras acoger tropas de la OTAN en sus territorios.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, durante una charla telefónica que mantuvo el 14 de mayo con Niinisto, dijo que la renuncia de Helsinki a la política de neutralidad es un error y tendrá repercusiones negativas en las relaciones ruso-finlandesas, construidas durante décadas en un espíritu de buena vecindad y de asociación.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.