Los planteos de Fucvam

Fomentar la vivienda para abatir el déficit

El presidente de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam), Enrique Cal, comentó a Diario La R cuáles son a entender de la organización las claves para que pueda promoverse la construcción de hogares dignos y adecuados para los sectores populares.

Presidente de Fucvam, Enrique Cal / Foto: Archivo Fucvam - Gustavo Castagnello

El déficit habitacional que hay en Uruguay ronda las 80.000 viviendas según lo expresado por el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT) durante la presentación del Presupuesto Nacional 2020-2024 a comienzos de esta administración. El grueso de esta carencia se aprecia en los sectores socioeconómicos bajos, por lo que de no destinarse los fondos necesarios no podrá solucionarse.

“El Estado tiene que estar. Es más, el MVOT pronosticaba que si no hay una intervención activa y adecuada, al terminar el período (de Gobierno) podríamos estar en 90.000 familias sin una vivienda para vivir”, comentó a Diario La R el presidente de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam), Enrique Cal.

A esto hay que sumarle las cerca de 200.000 familias que habitan en lugares inadecuados einsalubres. “Con esto estamos ante una situación muy grave para un país tan pequeño y donde las soluciones podrían ser, si hay una decisión o una voluntad política de solucionarlos, mucho más fácil”, agregó.Desde Fucvam se avizoraba esta situación a raíz de los recortes que hubo en el Estado. “Esto no va a cambiar si no hay una política mucho más activa, mucho más proactiva, desde el punto de vista presupuestal y financiero”, indicó.

Cal planteó que se debe partir de la concepción de que la vivienda es un “elemento sinérgico”para el desarrollo de la vida de una familia. “Si una familia no tiene un lugar adecuado cuando regresa a su casa de trabajar o estudiar para descansar, recrearse, dormir, estudiar, etc., difícilmente podrá transitar por la vida en forma saludable o ser feliz, sencillamente por eso”, expresó.

Una de las mayores preocupaciones de la Federación es que esta idea no sea entendida por las autoridades gubernamentales, ya que de lo contrario no estarían tomándose las acciones necesarias para evitarlo. “El gran problema es que si se concibe a la vivienda como un elemento aislado y no integrado a toda otra serie de dimensiones del ser humano estánhaciéndose las cosas mal. O sea, no puede haber una concepción segmentada de las políticas sociales”, apuntó.

Para que estos temas se solucionen de forma homogénea el Estado debe invertir de forma paralela en las políticas sociales como la educación, la salud, la vivienda, la seguridad, los medios de transporte, etc., y no por etapas. “Hay que hacer un esfuerzo y hay que tomar decisiones políticas que benefician al pelotón y no solamente a los malla oro. Hasta ahora todas las decisiones que se han tomado beneficianfundamentalmente a los malla oro”, subrayó.

Para solucionar esta problemática, el presidente de Fucvamplantea que se deben generar y aportar los recursos necesarios para la construcción de viviendas de interés social y a su vez se tiene que apostar a los programas que han cosechado cierto nivel de éxito en la materia como es el cooperativismo, un sistema que ha sobrevivido a todos los Gobiernos y que no solamente brega por la obtención de una vivienda para sus familias. “Nosotros decimos que las cooperativas de Fucvamhan mejorado la calidad de vida de las personas, de las familias cooperativistas. Además, es un programa que ha demostrado construir con calidad y efectividad”, dijo.

Sin embargo, sostuvo que es uno de los programas más castigados. “No lo es solo por la falta de prioridad que se le da, sino además porque mientras que se exonera al capital de construcción, a los cooperativistas nos cobran hasta el aire que respiramos adentro de la obra”, afirmó. “Aún con esas dificultades, seguimos siendo de los programas más efectivos y de los que tienen mayores índices de repago de devolución al Estado”, añadió.

Por ese motivo, Fucvam se movilizó ayer con una vigilia que comenzó a las 15 horas frente al MVOT y que sobre las 18 horas partió hacia la plaza Libertad, para lo que se utilizó un trayecto que pasa por Torre Ejecutiva, donde se realizó el acto de cierre. “En realidad, Fucvam está movilizada a partir de la Rendición de Cuentas. Nosotros planteamos e informamos que la Federación se mantenía en estado de alerta y movilizada”, acotó Cal.

Los temas centrales de esta movilización fueron los artículos de la Rendición de Cuentas que atentan contra los derechos adquiridos -como el derecho al subsidio que le brinda la posibilidad al trabajador al que se le disminuyen sus ingresos de permanecer en la vivienda aunque tenga dificultades para pagar la cuota de amortización-, la conquista del dos por ciento de interés sobre los préstamos para todas las cooperativas, el aumento de recursos y la instalación de un Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi) y la activación de la Cartera de Tierras a nivel nacional.

A su vez, otros temas que también formaron parte de la misma fueron los colgamentos y la quita del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los materiales de construcción para las cooperativas. “O sea, toda una serie de reivindicaciones que apuntan a que la construcción de viviendas por el sistema cooperativo sea mayor y en ese sentido se beneficie a todo el país”, sentenció.

La clave:

“Quiero destacar la firme voluntad de la Federación de seguir siendo una alternativa válida para el acceso a la vivienda de los sectores populares. Sabemos que nuestro trabajo y el legado histórico de nuestro accionar no se agota en la vivienda, sino que vamos por la construcción de una porción alternativa de ciudad donde manejemos el desarrollo social y cultural, los problemas del barrio, la infraestructura, etc.”

Enrique Cal – Presidente de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos