Fotoreportaje Centro diurno “La Estación”

Ella es Idelma “Peca” como la conocen y le gusta que la llamen. Llego al Centro diurno después de estar en un refugio. Conto que ella se había anotado en el BPS para poder acceder a una vivienda y nunca tuvo la oportunidad. Dialogando con su representante y Ángel de la guarda como ella la llama, logro después de muchos años poder tener su casa.

Adrián también estuvo en un refugio, ahora tiene un lugar en una pensión. Se jubilo de la construcción con la crisis del 2002, y luego de eso volvió a trabajar en changas y pudo conseguir algún que otro trabajo, es abuelo y con eso pudo ayudar a sus nietos.

Francisco pasa el día en el centro y a la noche va a dormir a su lugar en Ciudad Vieja. Muy charlatán y con muchas historias por contar, vino del campo con su novia, con una mano atrás y otra adelante. Trabajo en varios lugares, pero su ultimo trabajo fue como portero en un edificio, hasta que los dueños decidieron poner más vigilancia con cámaras y seguridad, y perdió su trabajo.

Idelma y Adrián vinieron a festejar el cumpleaños del Centro, ya que no están más por tener un lugar donde vivir.

Las personas que allí concurren están sumamente agradecidas con el Centro ya que más allá de brindarles atención social, sanitaria y psicoterapeuta encuentran un espacio donde “ser”, una contención, van creando una familia donde se sienten acompañados, queridos, y protegidos por el equipo que trabaja en el centro, y por los mismos compañeros con los cuales comparten muchas vivencias y actividades recreativas.

Se necesitan más espacios como estos, donde le den la oportunidad de volver a reinsertarse en la sociedad, son personas que aun pueden y quieren volver a estar en actividad, a sentirse parte.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales