Primer acto de masas en mucho tiempo

Fucvam volvió a movilizarse por cooperativas sin escriturar

Luego de varios meses sin poder desarrollar un acto donde se congregara un alto número de personas, integrantes de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam) se juntaron el jueves pasado para rememorar una fecha histórica de la organización y luchar por sus reclamos.

El jueves pasado se celebraron 32 años de la histórica ocupación de tierras que realizó la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam) en el año 1989. “Para todos los cooperativistas de Fucvam la tierra es un elemento fundamental y en determinado momento de nuestra trayectoria como organización social una forma de boicotear la formación de nuevas cooperativas era impedirles el acceso al suelo”, rememoró en diálogo con LA REPÚBLICA su presidente, Enrique Cal.

Pero la ocupación de tierras como reclamo no es una acción que la Federación comenzó a desarrollar en ese momento, sino que durante 1973, un año marcado a fuego en la memoria del Uruguay por ser cuando las Fuerzas Armadas dieron el golpe de Estado, la Cooperativa de Vivienda Cerro Norte Vanguardia (Covicenova) ocupó el terreno donde finalmente construyó la cooperativa. Esos cooperativistas “fueron duramente reprimidos, incluso costándole la vida a un compañero”, señaló.

“Sobre finales de la década de los 80, una forma de boicotearnos era impedir el acceso al suelo, por lo que se ocuparon tierras hasta que finalmente se formó la Cartera de Tierras de Montevideo, la primera en funcionar efectivamente, y las cooperativas empezamos a acceder al suelo para construir”, destacó Cal.

La tierra es un elemento fundamental para las cooperativas. Sin ella, no pueden elaborar su proyecto ni presentarse al Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT) para solicitar el préstamo para desarrollar la obra.

“Después de la habilitación jurídica de la cooperativa, la tierra es la primera preocupación que tienen porque es a partir de saber dónde va a estar ubicada, en qué barrio, cuáles son las características, por dónde entra la conexión de agua, cuáles son las calles que la circulan, las dimensiones del terreno, el tipo de suelo, etc., que los ingenieros y arquitectos pueden empezar a pensar en un proyecto con la cooperativa”, dijo. “Hasta no tener la tierra, la cooperativa es una organización que no tiene bases reales; no tiene una base material desde donde proyectarse. Entonces, es muy importante”, añadió.

A su vez, la pelea por la tierra que ha dado Fucvam se vincula con la lucha que da por el derecho a la ciudad. “Nosotros concebimos una ciudad mucho más democrática que la que tenemos hoy, no esta ciudad partida al medio por Avenida Italia donde una clase social vive de un lado y otra clase social vive del otro. Tenemos vedados la tierra del otro lado, el mar y determinados servicios. La tierra es fundamental y en este amplio concepto del derecho a la ciudad en el cual Fucvam reflexiona desde la década de los 90, con mucho más razón pasa a ser un elemento fundamental de nuestra lucha”, reflexionó Cal.

MOVILIZACIÓN

Para conmemorar esta fecha histórica, y con el objetivo de continuar con sus reclamos vinculados a la escrituración de los préstamos para las cooperativas que salieron sorteadas o fueron benefactoras de la adjudicación directa por haber participado en más de tres sorteos, y al dos por ciento de interés para todas las cooperativas del movimiento, Fucvam se concentró el jueves en la explanada del edificio anexo al Palacio Legislativo.

“Fue un día muy lindo porque Fucvam se volvió a reencontrar con la gente. O sea, nos volvimos a reencontrar todos en la calle, en la lucha, manifestándonos y siendo participes en un acto de masas. Hicimos pequeños actos e intervenciones urbanas por Av. 18 de Julio y en plaza Independencia frente a la Torre Ejecutiva, pero lo del jueves fue un acto donde volvimos a encontrarnos todos los militantes”, expresó.

En la jornada participaron las cooperativas que están en formación, las que están a la espera de la escrituración del préstamo, las que están en construcción y las habitadas donde evaluaron lo realizado hasta el momento y se comenzó a proyectar el plenario que se realizará el próximo sábado con todas las cooperativas que están en conflicto.

Esa reunión será “para evaluar las medidas que se han tomado y proyectar las próximas. Ya sabemos que para fines de setiembre o principios de octubre, cuando la temperatura sea un poco más amigable, vamos a marchar desde Maldonado hasta Montevideo y otra vez tomaremos las rutas como es ya una tradición en Fucvam”.

La clave:

“Convocamos a las cooperativas a mantenerse atentas a los canales de comunicación de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam). Fucvam vuelve a estar en la calle. Hemos pasado los peores momentos de la pandemia aparentemente. Entonces, volvemos a manifestarnos con la alegría, tranquilidad y serenidad que nos caracterizan y que nos da el saber que luchamos por causas justas, y por supuesto con todos los cuidados sanitarios”.

Enrique Cal – Presidente de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos