Ganaderos argentinos suspenden medidas contra el gobierno argentino

Las cuatro grandes gremiales de ganaderos suspendió, este miércoles, las medidas que habían tomado como respuesta a la suspensión de exportaciones de carne que dispuso el Gobierno argentino.

La desición que tomó Alberto Fernández se justificó con la necesidad de “aguantar” el precio del mercado interno y evitar especulaciones.

Desde un comunicado conjunto, que redactaron las instituciones gremiales ganaderas, dicen que «Habiendo demostrado fehacientemente que el sector rechaza la medida gubernamental, así como también el modo con el que se gestan e implementan políticas, decidimos mantener la propuesta original de que finalice esta medida de fuerza».

CEEA

Coninagro, Confederaciones Rurales Argentinas, la Federeación Agraria Argentina y la Sociedad Rural Argentina, integran la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA). Desde esa central, resolvieron la suspensión de venta de ganado vivo a los remates con el objetivo de desabastecer el mercado interno.

La medida corrió desde el 20 de mayo hasta el día de ayer, que la suspendieron.

Desde la CEEA, dicen que seguirán buscando caminos de diálogo con el gobierno y las privincias. Además del alto acatamiento, señalan que el objetivo era “hacer notar el malestar” ante las desiciones “erradas e inconsultas” que tomó el Gobierno Nacional.

Según los ganaderos, en estos día, los precios no bajaron, por lo tanto, señalan que «cerrar las exportaciones no es una medida adecuada para generar un impacto real que implique la mejora de los precios que pagan los argentinos por la carne».

Al mismo tiempo aclaran que«es necesario encontrar alternativas que no destruyan una vez más la ganadería argentina, que no afecten más el bolsillo de los argentinos, que no nos hagan perder credibilidad ante el mundo y que no se siga afectando la economía nacional».

Desde el gobierno explican el no descenso de precios con la reserva de productos, que permitió que las medidas no se sintieran. Además de la caída en la demanda de productos ganaderos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.