Estuvo en cautiverio

Gato manul: un felino extraño que no pudo ser domesticado

El gato manul (Otocolobus manul) es un carnívoro que pertenece a la familia felidae. También se lo conoce como gato de pallas debido a que fue el zoólogo Peter Pallas quien hizo la primera identificación de este animal.

A esta especie se la intentó domesticar y estuvo muchos años en cautiverio, exhibida en zoológicos. Este animal es silvestre y, aunque físicamente comparte características con los felinos domésticos, tiene mayor tamaño ya que pesa entre 2 y 5 kilogramos y mide 65 centímetros aproximadamente.

Expertoanimal realizó una descripción de las características de este felino, que tiene un pelaje largo, denso y nada uniforme en cuanto a las tonalidades. La coloración es gris, pero con presencia de tonos amarillos o rojizos. En varias zonas del cuerpo la punta de los pelos es blanca, lo que le da una apariencia gélida; también presenta manchas y franjas negras en varias partes. Por lo general, la zona alrededor de la boca e incluso más debajo es blanca o pálida unicolor.

El manul tiene patas cortas, cabeza pequeña y ojos anchos, rodeados de una franja blanca. Pertenece al grupo de los gatos leopardo, donde se encuentra el género Octolobus, al cual pertenece este animal, y el Prionailurus, al que pertenecen el resto de especies del grupo. 

Este felino es oriundo de los siguientes países: Afganistán, Bután, China, India, Irán, Rusia, y Nepal, entre otros.

El hábitat ideal para este gato manul son las áreas mezcladas de pastizales y estepas con arbustos, barrancos rocosos y laderas de colinas. Sin embargo, es capaz de vivir en otros ecosistemas con características contrastantes, tanto con poca lluvia como humedad, pero con temperaturas bastante variadas.

La principal presa de este felino son los llamados picas o conejos de rocas. Como su dieta está principalmente basada en estos animales, ha logrado desarrollar estrategias para su captura bastante eficientes. Sin embargo, también puede incluir en su alimentación roedores como los jerbos, meriones, topillos, hamsters y ardillas terrestres.

De manera menos usual, el gato manul llega a consumir aves, marmotas pequeñas, liebres, reptiles o invertebrados, e incluso cadáveres y bayas

En cuanto a la reproducción y las crías, el tiempo del celo en las hembras es bastante corto, ya que dura unas 42 horas aproximadamente. Tienen un periodo de gestación que ronda los 66-75 días, en el lapso de abril a mayo, con camadas de hasta 6 gatos. Las hembras dan a luz en madrigueras de las rocas o de otro tipo y los recién nacidos, que nacen ciegos como otros gatos, se mantienen en ellas hasta los 2 meses aproximadamente. Cerca de los 5 meses de vida, un gato manul inicia sus actividades de caza.

Más datos:
El gato manul no es una especie adaptada para el cautiverio, por lo que cuando se reproduce en estas condiciones las crías tienen una alta tasa de mortalidad. En el hábitat natural, las camadas numerosas compensan las condiciones extremas en las que a veces se encuentran y la presión que ejercen sus depredadores.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos