Gobierno anunció que se levantó sanción al frigorífico BPU

La empresa puede volver a operar de forma inmediata; son casi 7.000 personas que desempeñan tareas de manera directa e indirecta.

Foto: Presidencia

El ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, anunció ayer jueves 1° que recibió la noticia del levantamiento de la suspensión de exportar carne a China por parte del frigorífico Breeders & Packers Uruguay S.A. (BPU).

La información fue proporcionada en una conferencia de prensa, y la resolución fue comunicada por Wang Gang, embajador de China en Uruguay. «Nos hemos despertado con una muy buena noticia. Nos acaban de comunicar que al frigorífico BPU de Durazno se le ha vuelto a habilitar la posibilidad de exportar carne a China. Es una muy buena noticia», dijo el ministro.

Explicó que puede comenzar a operar de inmediato, a partir de lo cual 810 empleados de la empresa retornan a la actividad y también otras 6.000 personas que trabajaban vinculadas, de manera indirecta, a la planta industrial. El secretario recordó que el pasado martes 29 de junio se reunió con el embajador de China en Uruguay, Wang Gang, para dialogar acerca de este tema.

En tanto, el lunes 28 por la mañana visitó las instalaciones de la planta industrial ubicada en Durazno para conversar con directivos y el gremio de los trabajadores. Agregó que «es una muy buena noticia para Flores y Durazno, para los que trabajan en el frigorífico y para todo el país, en lo político y social».

Bustillo agradeció también el trabajo realizado de los embajadores Wang Gang y Fernando Lugris en el país asiático, así como el de autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y de la Cancillería misma, en estos dos meses y medio de gestiones – ejemplificó que el tiempo promedio para levantar una suspensión es de seis meses-. Cabe recordar que el frigorífico hacía poco más de dos meses y medio que estaba cerrado.

El jerarca comentó que dentro de las relaciones que Cancillería lleva con diferentes países, el vínculo con China se viene trabajando desde hace mucho tiempo y en gran forma. «La relación es extraordinaria, así que en ese sentido no hubo ningún condicionamiento, al contrario. Es una muy buena oportunidad para volver a agradecer a China y al embajador Wang Gang aquí en Uruguay.

Tras ser consultado por la prensa, Bustillo contestó que para el levantamiento de la sanción se trabajó simultáneamente tanto en el etiquetado de los productos como a nivel sanitario, y que posteriormente se fueron cumpliendo las etapas correspondientes.

«Ahora se imponía una decisión política en torno a una planta, como yo manifesté hace unos días, es modelo no solamente en Uruguay sino que diría que en América y en todo el mundo. Así que cumpliendo con todas las etapas, logramos la rehabilitación del frigorífico».

Acerca de si el gobierno tomó o tomará medidas para que no vuelva a suceder el problema del etiquetado de productos, como sucedió con el frigorífico BPU, el canciller dijo que se han venido corrigiendo diferentes aspectos de la cadena, desde el productor hasta el momento de la exportación.

«Se han venido rectificando ciertos procedimientos. Hay que tener en cuenta lo siguiente, nosotros veníamos exportando a la Unión Europea (UE) y a Estados Unidos. Bueno, en este caso con China hay otros requisitos, es otra cultura, y hay que adaptar los procedimientos también en algún caso en ese sentido». En cuanto a las pérdidas, dijo que no se animaba a cuantificarlas, pero afirmó que el 70% de la faena tiene como destino China.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales