Consumo problemático de psicoactivos en mujeres

Gobierno coordina abordaje de salud mental en mujeres

Durante el conversatorio internacional Salud Mental en Mujeres y Uso de Psicofármacos el 8 de junio, el secretario Nacional de Drogas, Daniel Radío, afirmó que la institución es pionera en enfocar, desde distintos puntos de vista, la perspectiva de género e inclusión en el diseño de las políticas.

Foto: MSP

Participaron también en la actividad el subsecretario de Salud Pública (MSP), José Luis Satdjian; la directora del Instituto Nacional de las Mujeres (InMujeres), Mónica Bottero; la subdirectora de Salud del MSP, María Giudici; y el director de Salud Mental de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Pablo Fielitz; entre otras autoridades y especialistas de instituciones estatales y del Observatorio Uruguayo de Drogas.

Según consigna el MSP, Radío expresó que la Junta Nacional de Drogas (JND) tiene como parte de sus propósitos continuar con las tareas de sensibilización de la población acerca de los derechos de usuarios de la salud y también promocionar instancias de diálogo con la sociedad civil e instituciones públicas y privadas que ejecutan programas sobre un consumo problemático de sustancias psicoactivas.

En ese sentido, destacó la planificación con InMujeres de acciones de capacitación del personal técnico y no técnico de ambos organismos y sostuvo que se incorporará a ese ámbito al Copolad 3, línea de cooperación entre la Unión Europea y América Latina destinada a mejorar la coherencia, el equilibrio y el impacto de las políticas sobre drogas.

Por su parte, Bottero reveló que la coordinación con la JND y el MSP posibilitó la realización de actividades en varios puntos del país, en el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. Añadió que hay una relación entre el consumo de psicofármacos y la condición de género. “Las mujeres necesitamos una mirada distinta o propia para abordar y pensar los temas de salud”, afirmó.

Giudici, en tanto, detalló las acciones que el MSP implementa desde 2020, año en que se reformularon las prestaciones en el abordaje del impacto de la emergencia sanitaria en la calidad de vida de las mujeres. La pandemia ha obligado, en muchos casos, a que la víctima conviva con su agresor, y la situación se agrave aún más cuando hay niños de por medio. De hecho, se sabe que desde el inicio de la emergencia sanitaria hubo un incremento en el número de femicidios; esto va de la mano con el aumento que se ha dado progresivamente de la violencia doméstica.

Según los datos oficiales de InMujeres, ocho de cada 10 mujeres del Área Metropolitana han reportado ser víctimas de violencia de género mientras que para las localidades menores de 5.000 habitantes, son seis de cada 10. La mujer en este caso se encuentra aún más bajo presión en circunstancias así, por lo que está más propensa a desarrollar problemas de dependencia con sustancias psicoactivas.

Añadió que los lineamientos de la cartera sobre género contemplan también la salud de los niños, valoran la vulnerabilidad social para madres menores de 17 años, consumidoras de sustancias psicoactivas y con patologías psiquiátricas.

Más datos:
Además, se aborda la salud de la mujer embarazada con el objetivo de brindar información y herramientas. Otra de las estrategias consiste en trabajar en la temática de la violencia basada en género, ya que estos componentes impactan en la salud mental de las mujeres.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos