Gremios formaron cadena humana frente al Anexo

Foto: Presidencia

En la mañana de este miércoles, la intergremial de la Universidad de la República (Udelar) se manifiesta frente al anexo del Palacio Legislativo, mientras una delegación de la institución, encabezada por Rodrigo Arim, concurría ante la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la Cámara de Senadores. 

Los sindicatos formaron una cadena humana frente al edificio, hasta que la Policía les solicitó que permitieran la entrada y salida de las personas. Los manifestantes se retiraron alrededor de las 13:00 horas. La medida, que también incluyó un paro de 24 horas, es en defensa del presupuesto, contra la política de recortes y pérdida salarial, por mejores condiciones de estudio y trabajo, y en defensa del derecho a la educación, indicaron previamente. «Lo esencial es poder acompañar el crecimiento de la masa estudiantil. 

Eso implica condiciones de estudio y trabajo, implica salarios -son los más bajos de toda la educación pública-, implica horas docentes», explicó Héctor Cancela, presidente de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR). «Tenemos clases tan masivas que no entran en los salones», agregó. Además, en la Explanada de la Universidad se realizaron clases abiertas, talleres y hubo una actividad de la Asamblea General del Claustro de Udelar (ver nota aparte). Este martes, la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación fue ocupada por estudiantes, docentes y funcionarios. 

El senador Jorge Gandini dijo que lo “indignó” la manifestación que realizaron los gremios de estudiantes y docentes. «Me parece lamentable. Estamos recibiendo a la Universidad, tratando de ayudarla, en diálogo, escuchando la rendición de cuentas, y afuera hay una protesta. Yo no me opongo a la protesta, las acepto y estoy dispuesto a defender, lo que es un exceso es bloquear el ingreso al Parlamento. Eso está muy mal», expresó.

1 Comentario

  1. El concepto de diálogo «democrático» viene bien cuando se sabe que se tiene las riendas en la mano. El gobierno (Gandinis, Schipanis, etc.) se llenan la boca de «diálogo» mientras «bajo cuerda y entre gallos y medianoche» siguen llevando adelante sus planes. Aplauden el derecho a la protesta (verbal) pero no toleran que la gente ACTÚE sea sujeto activo que promueva y trate de defender un derecho una necesidad.
    Cuán lejos está un Mayo 68, pero, cuánto más nos podemos acercar, siempre que seamos SUJETOS de la historia y no sombras perdidas en la vorágine de este modelo protofascista neoliberal.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.