CANSANCIO CRÓNICO COMO PROBLEMA RECURRENTE

Hábitos que agotan nuestra energía sin que lo sepamos

A menudo las personas tienden a atravesar periodos donde experimentan cansancio crónico y excesivo. Muchas veces desconocen las causas por las cuales esto sucede, y de hecho, está ligado a simples hábitos cotidianos que drenan su energía sin que lo noten.

Esta problemática suele presentarse ante personas que cuentan con una dieta balanceada, se ejercitan e incluso duermen el tiempo suficiente. Sin embargo, existen hábitos que se normalizan pero que pueden acabar por quitar gran cantidad de energía.

A veces nos salteamos comidas o nos sentamos en determinadas posiciones incómodas por tiempos prolongados y esto se ve reflejado. También hay actitudes que pasan desapercibidas pero a la larga acaba por repercutir fuertemente, como por ejemplo tener una mala respiración cuando la mente está muy nublada.

Existen aún más factores que regulan el rendimiento energético, pero hay que destacar algunos de los más frecuentes.

Por ejemplo, las series de televisión, las películas y las noticias. Consumir contenido digital es algo que el individuo realiza para relajarse muy a menudo en esta realidad actual, sin embargo podría estar ocasionando cansancio mental puesto a que los humanos cuentan con gran capacidad de empatía, lo que ocasiona que puedan conectar con las emociones de los personajes sin notarlo. Además, ciertas escenas o situaciones pueden recordar a momentos difíciles de la vida del individuo en cuestión.

También el hecho de consumir en exceso noticias en cualquiera que el formato sea, puede sobrecargar la mente puesto a que la persona está en alerta y angustiada por todas las problemáticas que transcurren a su alrededor.

Leer historias en libros, sin embargo, podría tener el efecto contrario. Además de ahorrarse el dolor de cabeza por el brillo de una pantalla, varias son las personas que han afirmado que encuentran esta actividad relajante e ideal para dejar volar la imaginación.

Otro de los factores que puede robar demasiada energía pese a ser un hábito saludable, es el ejercicio físico. Muchos se sienten atrapados y eufóricos al practicarlo, tanto es así que a veces olvidan tomar los descansos pertinentes, aparte de aquellos que consumen los espectáculos de deporte con fanatismo. Estos viven tan intensamente la euforia de un juego deportivo que a veces sin notarlo, el hecho de que su equipo sufra una derrota puede agotarlos y hacerlos sentir mal emocionalmente. Todo en exceso es malo; las emociones desbordantes ocasionan desgaste físico y mental así hablemos de positividad. 

El último factor importante a mencionar se relaciona con la necesidad que el ser humano tiene de controlar la realidad, organizar las cosas a fin de evitar el caos e intentar tomar el timón del barco para manejarlo a su antojo. Esta conducta podría estar produciendo en la persona una suerte de efecto placebo, puesto a que por un momento parece que alivia el estrés, pero en realidad puede hasta ser causante del mismo. La planificación es una herramienta útil pero con ciertos límites. Mantenerse constantemente atado a una agenda repleta de obligaciones podría alimentar emociones negativas tales como la ansiedad, el estrés y la angustia, perjudicando así mismo la memoria y la capacidad de razonamiento.

+Datos:
Especialistas en salud mental recomiendan que para disminuir el estrés, es fundamental no realizar planes con demasiada antelación. Para ser una persona proactiva no es necesario aferrarse a una agenda, sino encontrar la forma adecuada de equilibrar obligaciones y disfrute.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos