Hoy se cumplen 50 años de la primera desaparición en Uruguay en democracia

Es el caso de Abel Ayala; su desaparición fue investigada dentro de los crímenes del Escuadrón de la Muerte.

Abel Ayala, de 27 años, estudiante de Medicina y funcionario de Sanidad Policial desapareció en el trayecto entre el Cerrito y Punta Carretas. Nunca más se supo de él. Hoy se cumplen 50 años. Esta tragedia marca el comienzo del accionar del siniestro Escuadrón de la Muerte en los años setenta.

Luego, seguirán el asesinato de Manuel Ramos Filippini (31 de julio de 1971) la desaparición de Héctor Castagnetto (17 de agosto de 1971) y el asesinato de Ibero Gutiérrez (28 de febrero, 1972). El fiscal Especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, recordó que esta causa «fue investigada en el marco de la causa por el Escuadrón de la Muerte con una solicitud con respecto a él pero que nunca se terminó de concretar».

«En definitiva, hoy no existe una causa en relación a él. En realidad, no es que esté archivada. En forma tácita, se resolvió la situación de él porque no fue admitida dentro de la imputación que hizo la Fiscalía hizo en su momento cuando pidió el procesamiento de Miguel Sofía», dijo a LA REPÚBLICA.

Abel Recordó que, en 2009, como Fiscal Penal de 1º Turno en lo Penal, realizó un pedido de procesamiento que incluía la desaparición de Héctor Castagnetto, y los asesinatos de Manuel Ramos Filippini e Ibero Gutiérrez, y solicitó que siguiera la investigación respecto de Abel Ayala, a quien incluía como dentro de los posibles muertos del Escuadrón de la Muerte. Después de eso, dejó la causa, al asumir en Crimen Organizado.

«En ese lapso fueron procesados Bardesio y Pedro Freitas, pero solo se imputó la muerte de Castagnetto y no las otras muertes, y no se dijo nada sobre Ayala. Posteriormente, fue detenido Sofía, en este caso, imputé las muertes, pero fue acogido solo el caso de Castagnetto. Hoy día, no hay ninguna investigación específica sobre la desaparición, que es bastante difícil de avanzar», afirmó.

Abel Adán Ayala Álvez era oriundo de Rivera. Su cédula de identidad era la 23.756 de ese departamento y su credencial cívica era CC HAB 24.050. Había nacido el 15 de noviembre de 1943, era soltero y vivía, como pensionista, en un hogar para estudiantes católicos de la iglesia parroquial del Cerrito, en la calle Ortiz 3380. Estudiaba Medicina y había pasado a 3er. año de la facultad cuando desapareció.

Trabajó como profesor de Biología y Física en el liceo de Rivera y en Montevideo era funcionario en Sanidad Policial, encargado de relaciones y asesor con el grado de agente de 2ª desde el 4 de febrero de 1969. No tenía antecedentes de militancia política o gremial. El viernes 16 de julio de 1971, tres hombres llegaron a la casa de Susana, compañera de estudios y de trabajo de Ayala.

Un individuo de complexión gruesa, 1.80 de estatura, que conducía un automóvil color rojo marca Opel y que dijo pertenecer a Sanidad Policial se presentó y preguntó por Ayala. Al no encontrarlo allí se fueron. El sábado 17 de julio, Abel se dirigía a la casa de una compañera de estudios y funcionaria de Sanidad Policial en Pocitos. Iba a devolverle un libro.

En ese trayecto es detenido en la vía pública. Sus captores lo trasladaron al Departamento Nº 6 de Información e Inteligencia de la Jefatura de Policía de Montevideo, al mando del Comisario Pedro Macchi. Ese mismo día, su compañera de trabajo, Susana, presenta denuncia por la desaparición de Abel Ayala ante el Departamento de Inteligencia y Enlace.

El Ministerio del Interior y la Jefatura de Policía de Montevideo no iniciaron expediente relativo a la desaparición del funcionario policial. También ese sábado 17 de julio de 1971, el hermano de Abel, Ariel Ayala es detenido en una «ratonera» cuando iba a encontrarse con la compañera de estudios y de trabajo para hablar sobre la denuncia. Estuvo recluido en Punta Carretas por dos años y posteriormente en el Penal de Libertad. El domingo 18 de julio, luego de las 20 horas, fue ejecutado por el Comando Caza Tupamaros Oscar Burgueño. Tenía 28 años de edad.

2 Comentarios

  1. Esto no fue ni en Cub, ni Colombia ni Venezuela, ni Mejoco, esto fue acá tenganlo siempre presente, siempre, al momento de abordar cualquier tema de esta índole y dejar de ver la paja en el ojo agendo y no la viga en el propio

  2. Preguntenlen al seja de hierro ( Samguinetti) mis respetos al gobierno de los Kirchner los puso a todos los psicopotas asesinos en la carcel pero en carceles comunes no carceles vip.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales