Senador nacionalista presentó proyecto de ley

Iniciativa para que policías y militares maten a “perros salvajes”

El senador nacionalista, Sebastián Da Silva, presentó un proyecto de ley para que tanto policías como militares puedan matar a perros salvajes ya que desde su perspectiva, los propietarios de establecimientos rurales sufren grandes pérdidas en el ganado ovino.

Así lo expresó Da Silva en diálogo con LA REPÚBLICA, quien indicó que recibe 10 denuncias diarias de perros “salvajes” que arremeten contra las ovejas. “Son amaneceres trágicos para los productores”, lamentó, y agregó que el proyecto de ley brindaría a policías y militares una facultad que ya poseen los dueños de los establecimientos. 

“Sucede dentro de los campos y en los caminos vecinales. Es una pandemia: recibimos 10 notificaciones por día de amaneceres trágicos de productores en todos los parajes del Uruguay. Hay que hacer docencia y sacarle romanticismo, estos animales no son mascotas, son animales que hacen daño a otros animales y a otros perros”, enfatizó el senador nacionalista. 

Desde 1941, la normativa habilita a los dueños de los establecimientos a rematar a los “perros salvajes”, el proyecto de ley de Da Siva pretende extender esta “facultad de remate” a los policías y a las “patrullas fronterizas de militares”. 

“Para redactar este documento no recibí asesoramiento del Instituto de Bienestar Animal. En el campo uruguayo esta medida no excluye a otras políticas que lleva a cabo el Instituto sobre bienestar animal. Esta es solo una pata de una problemática compleja”, indicó el senador nacionalista. 

Para Da Silva, existen múltiples factores para que se genere la existencia de perros salvajes en el campo uruguayo: las personas “abandonan a los perros”, que quedan “sueltos en el campo”, no se controla el celo de las perras y muchas veces “los cazadores suelen abandonar a los perros en los montes”. 

“Pero todo esto hace que una oveja que quiera proteger a sus mellizos muera o que una majada al verse mutilada muera de hipotermia. Estos perros no atacan por vicio, atacan por hambre. No son animales a los que debemos proteger, sino que debemos combatir para que dejen de existir muertos”, puntualizó el senador. 

Pese a que Da Silva supone que su proyecto de ley va a ser criticado por protectoras animales insistió en “desdramatizar” la visión de estos perros “que no son la pandemia del estanciero oligarca” sino que se refieren a familias de “Canelones que tienen una majada de 20 ovejas” los que tras un ataque por parte de los perros salvajes “le matan a la mitad” y quedan “sin sustento económico”. 

“Soy consciente de que el tema puede generar un debate que esperamos que sea lo más cordial y realista posible. Nosotros valoramos a las personas que dedican gran parte de su tiempo al bienestar de los perros en la sociedad. Los trabajos en refugios son maravillosos. Pero en este caso hay que quitarle toda visión romántica, este perro es un animal salvaje”, remarcó el senador. 

Si bien la legislación actual es “muy buena en la teoría” esta “no se aplica”, y eso lo llevó a elaborar un proyecto de ley con “una práctica más efectiva”. “Esto habla de la constatación de una realidad que perjudica a las personas que viven más allá de la ruta interbalnearia. Es un tema entre perros salvajes, las familias y sus ovejas”, concluyó Da Silva. 

En la exposición de motivos del proyecto, el senador nacionalista sostuvo que “históricamente en el Uruguay, convivían el vacuno y el lanar, lo que permitió que la lana fuera el producto exportable por excelencia por más de 80 años, generando una convivencia ganar-ganar en el control de malezas naturales y el balance de las posturas nativas”. 

Más datos:
La situación de los perros ferales o salvajes es algo que ocurre en países como México o Australia, según puntualizó Da Silva. Sin embargo, en su normativa ya se concibe a los perros salvajes como plaga, algo que fue propuesto este año por la Federación Rural del Uruguay, gremial que nuclea a muchos productores ovinos. 

1 Comentario

  1. Típica iniciativa de este energúmeno que es mas salvaje que esos parros, además del típico patotero cobarde que ameniza con famosa frase «espero no cruzarme» y si se llega a cruzar se hace en los pantalones y sale con la otra famosa para estos bla bla bla «agárrenme agárrenme que lo mato», mientras por las dudas recula ja ja ja si sos tan bravo anda a buscarlo mediocre impresentable, solo intenta sacar cabeza a ver si el cuquito le da algún ministerio para aumentar sus ingresos a costa de los uruguayos, ya que le tenemos que pagar ese sualdazo de parlamentario para nada un pobre mediocre inepto, que lastima como desprestigian la memoria de excelentes e históricos parlamentarios blancos

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos