Inundaciones en Alemania superan los 100 fallecidos y mil desaparecidos

Bélgica también se ha visto afectada por inundaciones repentinas.

Las lluvias torrenciales en Europa siguen generando repercusiones, registrando la mayoría de las muertes en Alemania. Hasta el momento, las autoridades del país han confirmado al menos 103 muertos y la desaparición de más de 1.300 personas tras inundaciones. Aunque la cifra podría variar debido al colapso del sistema de telefonía móvil. Miles de bomberos y rescatistas se han movilizado para asistir a la población en los lugares más afectados. En el lado belga, al menos otras 22 personas han muerto. Las autoridades de Lieja, en el este del país, han instado a todos sus residentes a evacuar la ciudad.

El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, pidió «luchar con decisión» contra el cambio climático. Este desastre natural registra la cifra más alta de pérdida de vidas en el país desde 1962, donde 340 personas murieron.

Las inundaciones han arrasado con vehículos, casas y más de 4.500 personas han tenido que ser evacuadas ante las fuertes corrientes de agua. La operación de rescate inició el martes y, desde entonces, han intervenido 15.000 personas, incluido el ejército militar, mientras el agua alcanza una altura de 40 centímetros en algunas zonas.

Se confirmaron al menos 43 muertes en el estado de Renania del Norte-Westfalia y 60 en el vecino Renania-Palatinado.

La gobernante del estado alemán de Renania-Palatinado, Malu Dreyer, ha descrito la inundación como «catastrófica». Además expresó: «Hay muertos, desaparecidos y mucha gente todavía en peligro. Todos nuestros servicios de emergencia están en acción permanente, arriesgando sus propias vidas».

En la misma línea, este viernes el Stephan Mayer, secretario de Estado parlamentario del Ministerio Federal de Interior, Construcción y Comunidad, describió la situación como una «catástrofe humanitaria».

Bélgica también se ha visto afectada

El alcalde de Lieja, la tercera conglomeración más grande de Bélgica después de Bruselas y Amberes, ha instado a todos sus habitantes a evacuar la ciudad. En ese mismo sentido, pidió que aquellos que no puedan abandonarla se trasladen a los pisos superiores de sus edificios.

Se espera que el río Mosa, que atraviesa la ciudad, suba otros 150cm, a pesar de que ya está a punto de desbordarse.

A los funcionarios locales también les preocupa que colapse el puente de una presa en el área y le piden a los habitantes que se ayuden entre sí.

«La situación de crisis es excepcional y debe prevalecer la solidaridad», señaló la Alcaldía de Lieja en un comunicado.

Mientras tanto, en la localidad belga de Pepinster, 10 casas se derrumbaron después de que el río Vesdre se desbordara.

Francia envió 40 militares y un helicóptero a este país, según informó a través de su cuenta de Twitter el primer ministro Jean Castex. Austria e Italia también proporcionaron ayuda enviando equipos de salvamento vía barco.

«Nuestra solidaridad con Alemania, Bélgica, los Países Bajos y demás países europeos que están sufriendo fuertes inundaciones, y especialmente con todos los damnificados y las familias de los fallecidos», expresó el  secretario general de la OEA, Luis Almagro.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo