Involucran a Plácido Domingo con una secta que manejaba prostitución VIP en Argentina

Se difunden audios dónde se coordinaban las citas en un hotel.

El tenor español Plácido Domingo podría estar involucrado con la secta Villa Crespo en Argentina, que ha sido acusada de trata de personas. La posible participación de Plácido Domingo en la secta de Villa Crespo se hizo de manera extraoficial después de que se dieran a conocer una serie de llamadas telefónicas en las que el tenor solicita los servicios de prostitución de «BA Group», durante su estancia en Argentina como parte de su gira de conciertos en abril de este año. 

En los tres audios difundidos se puede escuchar a una mujer de nombre «Mendy» hablar con tres hombres diferentes: uno es el cantante Plácido Domingo, otro es Juan Percowicz, líder de la secta y el tercero no se identifica. «Cuando salgamos de la cena venimos separados, lo hacemos así porque mis agentes se van a subir a la habitación cuando yo suba y se van a quedar en el mismo piso», se escucha decir al tenor.

Luego él confirma el número de habitación y pactan el encuentro y la manera de hacerlo sin que sus agentes se den cuenta. De acuerdo a los informes periodísticos, a través de mensajes vinculados al «desarrollo de la felicidad personal», se captaba a personas para reducirlas a la servidumbre, ofrecerles tratamientos médicos irregulares y ofertarlas a «personas de poder» como esclavas sexuales, informó el diario argentino Río Negro.

De acuerdo con investigaciones oficiales, Juan Percowicz fundó la Escuela de Yoga Buenos Aires (EYBA) en el barrio de Villa Crespo desde hace más de 30 años. La organización se ubica en un edificio de 10 pisos del que los vecinos comentan que ahí siempre sucedieron “cosas raras”.

El pasado viernes, la Justicia argentina detuvo a 24 integrantes de la escuela, entre ellos a su fundador: Percowicz. El grupo está acusado de integrar una secta dedicada a reclutar y someter a cientos de personas. Las víctimas, que acudían deseosas de alcanzar “el desarrollo de la felicidad”, terminaban esquilmadas de sus bienes, sometidas a la servidumbre y hasta prostituidas. Un juez rechazó el martes los pedidos de excarcelación formulados por los 19 imputados en la causa relacionada a la organización y ordenó el embargo preventivo de 37 inmuebles y 13 automóviles.

El diario Clarín reporta que en la década de los 90, la Escuela de Yoga estuvo en el ojo de la tormenta por una investigación judicial que indagó en el funcionamiento de la secta. “Lejos de abandonar el camino, la Escuela de Yoga siguió adelante y montó una estructura enorme, que facturaba cerca de 500 mil dólares mensuales entre todos los negocios y le significó una vida de lujos millonarios a sus cabecillas”. Ahora, fue el testimonio de Pablo Salum, quien puso a la secta de nuevo en la mira judicial.

Salum, ahora de 44 años, tenía 14 cuando denunció por primera vez las aberraciones que se escondían detrás de la organización. Como es común en la actividad de las sectas: se trata de construir y acumular poder, y de hacer dinero, mucho dinero. Ese dinero captado por medios abyectos era canalizado hacia el circuito legal, por ejemplo, a través de fundaciones locales y creadas en el extranjero. Salum explicó que él logró escapar a los 13 años de aquel lugar, sin embargo, su familia permaneció.

En diálogo con La Nación, contó que tenía ocho años cuando su madre, por un problema de salud, se acercó lo que en ese entonces era una escuela de filosofía, de yoga, de cultura New Age. “Le prometían sanarse; la ciencia no le encontraba respuesta a los problemas de mi mamá”, dijo y recordó que que fue el primer niño en ingresar. En la primera reunión eran cinco personas. “El grupo fue creciendo rápido –sigue–. Sumaban a la familia porque decían que todos tenían energía negativa, que había que seguir al líder para limpiarse. Porque si no te podías enfermar, pasarla mal, morir”. Sobre los audios de Domingo, Salum en su Twitter señaló que él ya había denunciado su participación, pero nadie le creyó.

Una soprano uruguaya había denunciado al tenor español

No es la primera vez que el tenor se ve en una polémica. En 2019, se revelaron acusaciones de acoso en su contra. El Sindicato de Aristas Musicales de EE.UU. (AGMA, por sus siglas en inglés) realizó una investigación independiente por “acoso sexual y discriminación”, que terminó confirmando las acusaciones contra el tenor español. La AGMA concluyó que al menos 27 personas vieron o padecieron situaciones de acoso sexual o abuso de poder por parte del tenor español, cuando era director de las óperas de Washington y Los Ángeles. Él ofreció disculpas a todas las mujeres afectadas, pero debido a esto no puede cantar en EEUU y su actuaciones en Europa están limitadas a financiamiento privado. 

Una de las denunciantes fue la cantante lírica uruguaya Luz del Alba Rubio, quién el 1° de marzo de 2020 fue quien interpretó el himno nacional uruguayo en la ceremonia del cambio de mando presidencial en el Palacio Legislativo. Solo tres de las mujeres que sufrieron las conductas inapropiadas del teneor español hicieron público su nombre. Rubio es una ellas. Las demás prefirieron el anonimato por temor a represalias. “¿Por qué hablé? Para que ninguna mujer se sienta obligada a abrir las piernas para hacer una carrera. Pero viendo cómo fue ovacionadoacá siento desazón. No puedo creer que haya sido recibido como un héroe un hombre que hizo lo que hizo con tantas mujeres”, dijo la soprano diario argentino Página 12.

Rubio recordó que «en 2002 durante una producción en Washington ofreció escuchar mi última grabación de la ópera «Traviata» en Italia. Fuimos a su casa. Allí empezó a poner el brazo cada vez más cerca, más cerca, y me empezó a besar. Fue horrible. Me encerré en el baño y tuve que llamar a una amiga que me fuera a buscar. Ella fue una de las testigos que también declaró. Él se enojó mucho. Otra vez una de mis colegas me dijo, ayúdame, no sé cómo rechazarlo más. Era su modus operandi». Después de eso el tenor hizo que le cancelaran a la uruguaya todos los contratos en EEUU y Europa. 

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo