Jesús Cabrera Acosta, uno de los padres de la tv cubana

Falleció en La Habana, a la edad de 96 años, el Premio Nacional de Televisión Jesús Cabrera Acosta, director de Televisión y Dr. Honoris Causa de la Universidad de las Artes de Cuba, donde ejerció como docente de múltiples generaciones de realizadores audiovisuales cubanos.

Dirigió programas como Horizontes, Teatro ICR, la Comedia del domingo y el Noticiero Nacional de Televisión. En su obra, considerada patrimonio cultural de Cuba, destacan las legendarias series En silencio ha tenido que ser, Julito el pescador, La frontera del deber y Sector 40, en tanto marcaron un hito dentro de la realización audiovisual cubana, a la vez que constituyen testimonio de la historia de la lucha de nuestros héroes anónimos en defensa de nuestra Revolución y de su compromiso con el pueblo que aclamó su obra.

Fue pionero de la Televisión cubana y particularmente, fundador de la Televisión en Santiago de Cuba, con la creación del Canal Tele-Rebelde. Más tarde, inaugura la televisión en Angola y luego en Nicaragua. Su impronta desde la práctica profesional ha sido un estrecho y sostenido vínculo con la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA), desde su inauguración hasta la actualidad.

En este espacio académico se desempeñó como Decano fundador de la entonces Facultad de Cine, Radio y Televisión del Instituto Superior de Arte de 1988 a 2000 y su trabajo en la comisión que realizó el diseño curricular de la Facultad.

Así mismo dio asesoría a distintos proyectos de estudiantes y profesores, ofreció charlas y conferencias, no solo en Cuba, sino también, en universidades de México, Colombia, Nicaragua y República Dominicana.

1 Comentario

  1. personajes insustituibles, y cada día que pasa , más difícil ejemplos como este.
    el mundo contemporaneo se desarticulo en medio del egoísmo, e individualismo, cojuntura esta que solo
    favorece a los pocos billonarios que mandan en nuestro planeta poblado de paupérrimos y analfabetos que
    dominan nuestra existencia y realidad actual de nuestra «CIVILIZACIÓN»

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad