Una oportunidad

La biomasa como forma de obtener energía

La producción de energía a partir de fuentes renovables en Uruguay es una política de Estado que hoy alcanza el 98 por ciento. Sin embargo, la política de producción de energía de la biomasa aún es desconocida, tanto por usuarios como especialistas.

En 2014 Uruguay contaba con la capacidad de generación de electricidad a partir de la biomasa con una cifra que ascendía a los 406 megavatios, un 13 por ciento del Producto Bruto Interno. 

La biomasa es un generador de calor a nivel industrial y, en ciertas ocasiones, se utiliza para la producción de energía. Parte de un producto orgánico como son los productos de origen leñoso y herbáceo como residuos industriales y municipales. 

Como combustible, la biomasa renovable se considera dentro de un ciclo biológico por lo que el proceso de generación de energía es considerado como el de emisiones casi nulas de dióxido de carbono (CO2).

El CO2 emitido por la combustión de la biomasa fue previamente absorbido por la masa vegetal y al ser devuelto al aire queda a disposición nuevamente para la vegetación. Esto es una ventaja en comparación con el gas natural, el fueloil y el gasoil.

Con esa lógica, se han instalado varios emprendimientos de cogeneración asociados al aprovechamiento de residuos industriales, básicamente provenientes de la industria forestal y del arroz, en los departamentos de Artigas, Rivera, Paysandú, Tacuarembó, Río Negro, Treinta y Tres y Colonia, en empresas como la estatal Alcoholes del Uruguay (ALUR) y las transnacionales Bioener y UPM (ex Botnia), entre otras.

Según se estimó en un documento elaborado por el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), el aserrín representa un mínimo de 12 por ciento del total de los residuos en industria, hasta un 20 por ciento, y puede estimarse que este componente sólo se utilizaría como subproducto de interés con fines energéticos. 

Con respecto a los residuos agrícolas uruguayos, en el suelo se recomienda dejar en el campo materia orgánica equivalente a follaje y corteza, las cuales representan en el entorno del 15 a 20 por ciento del total de los residuos en campo que podrían utilizarse con fines energéticos. 

Según una investigación realizada por Rosario Pou para el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), más del 50 por ciento de la producción forestal mundial se utiliza para la producción de energía. 

Con el fin de visualizar las posibilidades que Uruguay tiene ante la producción de energía a partir de la biomasa, Pou indicó que desde la Dirección Nacional de Energía del MIEM se elaboró un informe donde se indicó que en nuestro país existe un consumo anual de leña del 800.000 toneladas de madera oreada concentrada alrededor de Canelones, Montevideo y San José.

Más datos:
El Proyecto de Producción de Electricidad a partir de Biomasa en Uruguay (PROBIO), se trataba de una iniciativa conjunta del gobierno con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El mismo fue ejecutado por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), a través de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), a través de la Dirección de Energía (DNE) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), a través de la Dirección General Forestal (DGF) entre 2005 y 2011. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos