Su historia y arquitectura

La Casa Towers: Embajada de Italia en Uruguay

Desde 1955 la Casa Towers es la embajada de Italia en Uruguay. La misma queda ubicada sobre la calle Ellauri al 991 en el barrio Pocitos de Montevideo. Su construcción fue desde agosto de 1910 hasta fines de 1912. La misma tiene tres pisos y un sub suelo con bodega y salas de servicio.

Foto: Montevideo – italini.it

La Casa Towers, es un palacio que funciona como la residencia oficial de la embajada de Italia en Uruguay. Como todo lugar de este estilo, es la máximo representación diplomática del país europeo en tierras nacionales. La misma está ubicada en la calle Ellauri al 991, en el barrio Pocitos de la ciudad de Montevideo.

HISTORIA

Si nos centramos en la historia, según consigna Wikipedia, a finales del siglo XIX lo que era el balneario Nuestra Señora de los Pocitos ya se encaminaba también a ser pueblo. Esto era motivado por las corrientes médicas e higiénicas nuevas que le daban mucha importancia a bañarse en el mar. 

Otra de las cosas que sumó para que se convirtiera en pueblo-balneario fue la disponibilidad de transportes y servicios, que hizo que se construyan cientos de chalets y casas de veranos de las personas pudientes del país en aquel momento.

Frente a todo ese panorama descripto anteriormente, el contador Campbell Towers encontró el motivo para construir en esa zona su casa de verano. Para eso, se tuvo que apropiar de una serie de solares para lograr tener media hectárea.

El proyecto estuvo a cargo del arquitecto Arturo Russell Inglis, que la diseñó con el concepto de castillo doméstico. Fue influenciado principalmente por un estilo ecléctico, que fue visto por él en la exposición universal de París en 1900. Además de esto, lo hizo con un entorno verde para que diera una sensación de parque según dicen.

OBRA

La obra de construcción comenzó en agosto de 1910 y estuvo a cargo de Eloy Lacassagne. Con respecto a la construcción en las técnicas y métodos utilizados no introdujeron ninguna innovación. 

La misma se finalizó a fines de 1912, donde fue ocupada por Towers que tuvo dificultades económicas producidas por la crisis que atravesaba el país en un escenario de pre-guerra. Eso hizo que la propiedad entrara en varias hipotecas hasta 1917 y fue vendida al brasilero Oscar da Porciúncula.

Pasaron los años y el 2 de enero de 1926, Porciúncula vendió la propiedad una delegación italiana que quería instalar ahí su sede. Se amplió la calle lindera José Benito Lamas en 1935, que terminó el traspaso de 410 metros cuadrados de terreno que pasó a dominio público. En 1955, pasó a tener el rango de embajada y desde ahí la misma comenzó a ser ocupada por el embajador italiano.

ARQUITECTURA

Ésta casa tiene tres pisos, que se conectan entre sí mediante una escalera, y un semi sub suelo que tiene una bodega y salas de servicio. En el primer piso están las salas de actividades, mientras que el segundo está dedicado a un ámbito íntimo y el tercero es exclusivo para la familia con diferentes usos.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos