La derrota de la tecnología: Inglaterra se basó en la big data para los penales en la final

"La elección de los ejecutantes fue producto de años de elaborado análisis de datos de parte de los científicos del departamento más financiado de todas las federaciones futbolísticas del mundo".

Si el fantasma de la racha adversa persigue a la selección de Inglaterra que no gana un título desde 1966, el de los penales es una marca indeleble en la vida de Gareth Southgate.

«Lamentablemente, nunca dejará de perseguirme. Es algo que vivirá conmigo siempre. Me digo que el tiempo ha pasado, que a la gente ya no le importa el penal. Y entonces estoy en la recepción de un hotel y una chica le dice a su novio: ‘Creo que ese es el tipo que falló el penal’», confesó el entrenador sobre el remate que falló en la tanda definitoria de la semifinal de la Euro 1996 frente a Alemania y también en Wembley que marcó el adiós de los locales.

Aquel peso, el ahora DT lo canalizó en trabajo. Lo explicó luego del triunfo por penales ante Colombia por los octavos de final de la Copa del Mundo de Rusia 2018. «He tenido un par de décadas pensando en esto. No se trata de suerte, no se trata de casualidad, se trata de tener una habilidad estando bajo presión. Hay cosas en las que puedes trabajar, cosas que pueden ser útiles para la preparación de los jugadores. Lo hemos estudiado, hay mucho que podemos hacer para manejar el proceso».

Pero en la reciente edición de la Euro no surtió el mismo efecto. Es más, dejó al desnudo que las estadísticas y los análisis de datos no siempre resultan beneficiosos.

Según reveló el diario El País de Madrid a través de fuentes de la Asociación Inglesa de Fútbol (FA) «la elección de la lista fue producto de años de elaborado análisis de datos de parte de los científicos del departamento más financiado de todas las federaciones futbolísticas del mundo».

Los expertos, englobados en la estructura de la FA bajo la dirección del director ejecutivo Mark Bullingham, siguieron un método basado sobre modelos matemáticos de Big Data, provenientes del béisbol, el más lineal de los juegos de equipo.

Incluso el orden de los pateadores (Harry Kane, Harry Maguire, Rashford, Sancho y Saka) fue sugerido por los analistas.

El delantero del Arsenal, Bukayo Saka (19), Jadon Sancho (21), nuevo jugador del Manchester United y su compañero de club Marcus Rashford (23) fallaron sus remates en la caída de Inglaterra.

En este sentido surge otro dato curioso: de los 30 futbolistas que patearon un penal en la Eurocopa reciente, sólo Saka y Sancho tienen menos de 22 años.

«Lo que tengo claro es que un lanzamiento desde el punto de penalti no es cuestión de azar. Analizamos miles de remates, cambiamos nuestra cultura. Históricamente la FA fue vista como un grupo de viejos de saco y corbata, desconectados del resto de la sociedad. Debíamos actualizarnos», agregó Southgate.

Más allá de la frustración deportiva, los penales derivaron en aluvión de insultos racistas en las redes sociales hacia los tres futbolistas que fallaron.

«Puedo aceptar críticas por mi actuación todo el día. Mi disparo no fue suficientemente bueno, debería haber entrado. Pero no me disculparé jamás por ser quién soy y venir de dónde vengo», escribió Rashford en Twitter.

Los ataques fueron condenados por el primer ministro Boris Johnson, el príncipe Guillermo y la Asociación de Fútbol inglesa.

Johnson adelantó que el Gobierno está tomando medidas para asegurar que las leyes de prohibición de acceso al fútbol se modifiquen de tal manera que incluyan el racismo en Internet.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna