La foto que aceleró el fín de una guerra

A 50 años de una imagen de Vietnam que quedaría grabada en la historia.

La horrible fotografía de niños que huyen de un ataque mortal con napalm se convirtió en una imagen definitoria no solo de la guerra de Vietnam sino del siglo XX. Humo oscuro ondeando detrás de ellos, los rostros de los sujetos jóvenes están pintados con una mezcla de terror, dolor y confusión. Los soldados de la 25ª División del ejército de Vietnam del Sur los siguen impotentes.

La imagen, que fue tomada en las afueras de la aldea de Trang Bang el 8 de junio de 1972, capturó el trauma y la violencia indiscriminada de un conflicto que se cobró, según algunas estimaciones, un millón o más de vidas civiles. Aunque oficialmente se titula «El terror de la guerra», la foto es más conocida por el apodo que se le da a la niña de 9 años que aparece en el centro desnuda y gravemente quemada: «Niña del napalm».

La niña, identificada desde entonces como Phan Thi Kim Phuc, finalmente sobrevivió a sus heridas. Esto fue gracias, en parte, al fotógrafo de Associated Press Nick Ut, quien ayudó a los niños después de tomar su imagen ahora icónica. Cincuenta años después de ese fatídico día, la pareja todavía está en contacto regular y usa su historia para difundir un mensaje de paz.

«Vi a Kim corriendo y ella (gritó en vietnamita) ‘¡Está muy caliente! ¡Está muy caliente!’”, dijo en una videollamada desde Los Ángeles. “Cuando le tomé la foto, vi que su cuerpo estaba muy quemado y quise ayudarla de inmediato. Puse todo mi equipo de cámara en la carretera y puse agua en su cuerpo» recuerda Nick Ut.

Entonces puso a los niños heridos en su camioneta y los llevó durante 30 minutos a un hospital cercano. Pero al llegar, el hospital le dijo que no había espacio, y que tendría que llevarlos a Saigón. «Dije: ‘Si pasa una hora más (sin tratamiento), morirá», recordó, y agregó que inicialmente temía que Phuc ya hubiera muerto en su vehículo durante el viaje.

Ut finalmente convenció a los médicos de que los acogieran mostrándoles su pase de prensa y diciéndoles que la imagen de los niños se vería en los periódicos de todo el mundo al día siguiente (hablando con Vanity Fair en 2015, recordó sus palabras exactas a el hospital como: «Si uno de ellos muere, estarán en problemas»).

Desde el hospital, Ut fue a la oficina de Associated Press en Saigón para revelar las fotos. Sus imágenes dijeron mucho de ese día en la historia: una bomba capturada en el aire debajo de un Skyraider, un espeso humo negro subiendo en el cielo de Trang Bang, una víctima siendo transportada en una camilla improvisada. Una imagen menos conocida muestra equipos de televisión y soldados de Vietnam del Sur reunidos alrededor de Phuc, con la piel de la espalda y los brazos chamuscados por la gelatina inflamable que convirtió al napalm en un arma muy controvertida. Pero el fotógrafo supo de inmediato que una imagen se destacaba entre las demás.

«Cuando regresé a mi oficina, el (técnico del cuarto oscuro) y todos los que vieron la foto me dijeron de inmediato que era muy poderosa y que la foto ganaría un Pulitzer».

Tenían razón: Ut recibió el premio Pulitzer por fotografía de noticias en 1973. Su imagen también fue nombrada World Press Photo of the Year después de que apareciera en las portadas de más de 20 diarios estadounidenses importantes.

No hay evidencia que respalde la afirmación apócrifa de que «la Niña del Napalm» aceleró el final de la Guerra de Vietnam, que continuó hasta 1975 y vio a los comunistas finalmente tomar el control del sur del país respaldado por Estados Unidos. Phuc, mientras tanto, pasó 14 meses en hospitales siendo tratada por sus heridas. Dos de sus primos habían muerto en el bombardeo. Pero trató de superar el ataque y la imagen que se vio en todo el mundo.

1 Comentario

  1. Para quienes hablan denostando los Derechos Humanos. Vietnam del Norte no tuvo fuerza aérea. Ni naval. Los aviones y helicópteros yankis bombardeaban a gusto sin oposición alguna. El napalm es un explosivo líquido que al contacto con la tierra se inflama. Los objetivos del glorioso ejército de EEUU eran escuelas, aldeas, hospitales y sembradíos. Esta foto mostró de manera innegable los crímenes de guerra atroces que se denunciaban por parte de muy pocos y que muchos negaban. Y…perdieron. Las imágenes de los diplomáticos y oficiales yankis peleándose para subir a los helicópteros en el techo de la embajada en Saigón (hoy Ciudad Ho Chi Minh) porque el avance de los viet cong era imparable recorrieron el mundo. Eso explica de algún modo tantas películas de Rambo y Chuck Norris donde regresan a rescatar compañeros y con una pistola de juguete matan miels de vietnamitas. Se toman la revancha en el cine de lo que perdieron en la vida real.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo