La frutilla del verano

Actualmente encontramos en el mercado gran parte de frutas y verduras durante todo el año, pero hay meses donde la producción de ciertos vegetales y frutas se producen en cantidades superiores por estar en su mejor época. Durante setiembre, octubre y noviembre uno de los frutos que abundan es la frutilla. Verlas o sentir su aroma nos atrae inmediatamente y más de uno compra algunas para disfrutarlas a modo de postre o colación.

Además de su atractivo y brilloso color y su exquisito sabor, la frutilla favorece nuestra salud cuando la incluimos dentro de nuestra nutrición, ya que aporta muchos beneficios gracias a sus propiedades. Son muchos los aportes de este pequeño fruto. Algunos de ellos son, por ejemplo su elevado aporte de fibra y agua, hecho que ayuda en la hidratación, también aporta vitamina C mejorando nuestro sistema inmunológico,(entre otras vitaminas) y además favorece el proceso de la digestión. Es una fruta rica en minerales y además se trata de un alimento de muy bajo aporte calórico ya que un alto porcentaje de su composición es agua. Es importante saber también que consumirlas crudas mejora la presencia de las propiedades beneficiosas de esta fruta.

Otro aspecto importante a tener en cuenta al momento de consumir frutillas es su conservación. Preservar la calidad de la frutilla, así como la de sus propiedades también requiere contemplar algunos cuidados especiales. Es necesario procurar que esta fruta se encuentre en lugares frescos, con la humedad necesaria y preservadas en recipientes adecuados para que no se deshidraten rápidamente, ya que se trata de una fruta que no se conserva por tiempos prolongados.

Afortunadamente es una fruta que es del agrado de mucha gente, niños, adolescentes y adultos disfrutan y aprecian del particular sabor de la frutilla y lo combinan con otros alimentos también.

Consumirlas solas es una buena idea, pero realizar deliciosas elaboraciones con ellas es muy interesante también ya que es una fruta que favorece la preparación de muchísimas recetas deliciosas.

¿Qué se puede preparar con frutillas?

La creatividad de cada persona puede ampliar generosamente esta pequeña lista de ideas, pero las preparaciones más conocidas son: los licuados, helados, mermeladas, smoothies, frutillas con chocolate, con chantilly, copa de yogurt con frutillas, jugos, la querida y popular ensalada de frutas, tortas, gelatinas con pedacitos de este fruto, entre muchísimas creaciones más.

Afortunadamente existen muchas recetas e ideas que estimulan a crear y a incluir este maravilloso y pequeño fruto en nuestra dieta diaria. A crear, disfrutar y compartir entonces.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Pura Vida