Pippa, la chihuahua

La historia de una perra influencer

Una chihuahua con 62 mil seguidores en Instagram es reconocida por los internautas como una perra influencer.

El mundo de las redes y la cotización de las imágenes no es exclusivo para los humanos. Tanto perros como gatos se han posicionado en el mundo de la influencia por redes sociales. Este es el caso de Pippa, una perra que cuenta con un caché de 350 euros, equivalentes a 18 mil pesos uruguayos. 

Pippa solo pesa un kilo y cabe en una cartera. Es una de las reinas de Instagram. María Reyna es su tenedora responsable y quien maneja la carrera de su perra. Pese a que las sensaciones de los usuarios no se pueden medir y las formas de alcanzar una carrera de influencer no están catalogadas, la dueña de Pippa aseguró que al subir las fotos de la chihuahua inmediatamente comenzaron a explotar las redes. 

«Empecé a colgar fotos de Pippa en mi cuenta y vi que gustaban mucho, así que se me ocurrió abrir una cuenta a mi perra», sostuvo Reyna. Fue así como los seguidores de Pippa superaron a los suyos. 

Las tiendas comenzaron a despertar en medio del trajín y la explosión de las redes sociales de Pippa. Tanto así que una de ellas le ofreció unos 350 euros, unos 18 mil pesos uruguayos, a Reyna para que la perra fuera a una sesión de fotos. También comenzaron los famosos canjes. Por ejemplo, el bolso en el que Pippa fue introducida para sacarle una foto fue un regalo de una tienda, que cuesta unos 800 euros, o 41 mil pesos uruguayos. 

La población que sigue a esta clase de influencers son, sobre todo, mujeres de entre 25 a 40 años. La mayoría son portadoras de un perro, y por ello, las tiendas suelen mostrar un gran interés por estos perfiles. Los productos que son promocionados van desde ropa hasta perfumes para perros. 

“Dogfluencers”

Tuna es otra perra mestiza chihuahua que tras ser rescatada de la calle se convirtió en uno de los perros más famosos de internet. Cuenta con 2.1 millones de seguidores en su perfil principal. Pero además, es ideal para marcas de viajes #petfriendly porque tiene un perfil únicamente para sus viajes.

Pug es otro perro influencer que cuenta con 3.9 seguidores y su cuenta prevé constantemente interacciones con los usuarios. Bertram es una Pomerania de color chocolate. Lo sabemos todo de ella: nació en 2013, fue adoptada y ahora vive en Nueva York. Tiene 441.000 seguidores.

Popeye ya tiene 408.000 seguidores. Recorre Estados Unidos en busca de restaurantes #petfriendly. Elvis es un bulldog francés que cuenta con 213.000 seguidores. En su perfil, podemos ver su día a día junto a Coco, su mejor amiga. 

Pandemia

Los perros influencers suelen ser recomendados en páginas de marketing y la moda se ha extendido a todos los países. Mientras los números de adopción suben, los insumos son cada vez más demandados. Es una oportunidad para las marcas y extender la publicidad más allá de los humanos. 

Muchos de estos perros influencers son animales rescatados con una historia triste detrás. Al contarla, consiguen que el público desarrolle una gran empatía hacia ellos. Es habitual verlos protagonizando anuncios para la industria del gaming, los viajes y la moda.

Más datos:
Al día de hoy, los perros influencers son una fuerte tendencia del marketing digital. En parte por la enorme popularidad que tienen las mascotas en redes sociales, y por el creciente uso de bloqueadores de anuncios que obliga a buscar nuevas formas de publicitarse y llegar a la audiencia.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos