La importancia del juego en los niños

Dejar fluir la imaginación, desarrollar la creatividad, compartir con otros, aprender reglas y códigos, explorar y expresarse son algunas de las facultades que habilita el hecho de jugar. Esta actividad cobra mayor dedicación y tiempo cuando somos niños, y es fundamental que así sea. ¿Por qué?, porque es una de las maneras de acceder y conocer el mundo que nos rodea, además de ser un medio para relacionarse y comunicarse con otros.

El juego plantea la puesta en práctica y desarrollo de capacidades básicas para los niños, las cuales ayudarán a forjar parte de su carácter y personalidad. Entre otros beneficios que otorga jugar encontramos: el incremento en la capacidad de observación y planificación del niño, la práctica en el armado de estrategias, la mejora de las destrezas matemáticas, de lógica, de desarrollo del lenguaje y muchas otras habilidades motrices. Además al tratarse de actividades que procuran el entretenimiento y la diversión, el hecho de jugar pone al niño frente a sus emociones y a la regulación de las mismas, además de calmar niveles de estrés y de ansiedad.

A medida que el niño va creciendo los intereses y los gustos van cambiando y en función de esto los juegos de los que participa también, siendo éstos (los juegos) constantes canales y medios que acompañan al niño para que pueda seguir experimentando el mundo en función de su evolución y de sus nuevas circunstancias y situaciones.

Tener en cuenta esto (lo imprescindible del juego en los niños) nos invita a reflexionar sobre lo que ocurre si en la infancia no se le dedicó el tiempo y el espacio necesario para el juego. Lo más probable en esa situación es que el desarrollo de las habilidades y destrezas que mencionábamos anteriormente no sean estimuladas y que la evolución de éstas implique mayor dificultad a lo largo del crecimiento del niño.

En la actualidad las formas de jugar de los más pequeños han cambiado. Ya no es muy común ver grandes grupos de ellos corriendo en los barrios, tras la pelota, saliendo de paseo en bicicleta o divirtiéndose armando e inventando juegos y escenarios que involucran a jóvenes de todas las edades. Hoy en día es más común ver a los niños jugando a través de dispositivos electrónicos en una especie de «realidad virtual», solos o durante varias horas frente a la televisión. Ésto también influye en su crecimiento y en su desarrollo. Por otro lado, otro de los factores que ha quitado tiempo al juego han sido la cantidad de horas de actividades extracurriculares a la que cada vez asisten más niños. Si bien son actividades importantes y que lo desarrollan y lo ayudan en el ámbito académico, deportivo o el que sea, los tiempos para el juego creativo descontracturado y divertido disminuyen.

En la página Web de UNICEF: www.unicef.org/es/la-primera-infancia/clases-para-madres-y-padres# se comparte un video muy interesante sobre la importancia del juego en los niños y en su crecimiento.

La invitación a disfrutar de este video desde la Web de Unicef expresa lo siguiente:

Desarrollando el cerebro de los bebés a través del juego

¿Sabías que la interacción más importante que puedes tener con tu hijo es a través del juego? En esta clase magistral, el Dr. Jack Shonkoff de la Universidad de Harvard nos explica lo más importante que un padre o madre puede hacer para apoyar el desarrollo cerebral de sus hijos.»

Vea este video aquí: https://uni.cf/35knfgw

Como se indicaba antes: jugar es fundamental en el desarrollo del crecimiento de los niños, pero también es muy importante dedicarle tiempo al juego cuando somos adultos, porque también son necesarias esas instancias de interacción y de estímulos cerebrales para mantenernos activos, lúcidos y emocionalmente sanos experimentando entretenimiento, diversión y disfrute ante la actividad lúdica. Se trata de tomar consciencia de la relevancia de esto, permitirnos jugar y llevarlo a la práctica.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Pura Vida