Cryosmetics y la producción natural

La investigación científica en la cosmetología

Aceites, miel, cera de abejas y plantas secas son algunas de las materias primas con las que se confeccionan los cinco productos de Cryosmetics, una empresa que elabora cosméticos 100 por ciento naturales basados en biotecnología.

Así lo expresó a LA REPÚBLICA la biotecnóloga y CEO de Cryosmetics, Vanesa Piattoni, quien agregó que la forma de crear estos productos naturales se basa en la conservación del microbioma, un conjunto de microorganismos que colonizan la piel para protegerla.

“El microbioma son los organismos que desde que nacemos colonizan nuestra piel y viven en ella. Tienen muchas funciones. Son virus, bacterias y hongos que protegen nuestra piel de agresiones externas. A medida que pasa el tiempo se disminuye la cantidad y su diversidad”, explicó la biotecnóloga.

Piattoni es una científica argentina que hace cinco años se radicó en Montevideo. Al arribar a territorio uruguayo, desempeñó un cargo en el sector de Innovación y Tecnología del Institut Pasteur. Su carrera profesional se especializó tanto en la biotecnología como en la biología animal.

“Empecé a estudiar la biocosmética desde una perspectiva más biológica, de los microorganismos que viven en nuestra piel y estudiar un poco esas materias primas de cómo pueden llegar a impactar en esto”, explicó.

En un momento, según comentó Piattoni, su interés se comenzó a vincular con la industria cosmética. Tanto así que llegó a viajar a Nueva York para descubrir las últimas innovaciones en productos y conocer “las necesidades de los consumidores del mercado”.

“Hace tres años viajé a una feria de insumos cosméticos en Nueva York, se presentaron allí las nuevas materias primas y las nuevas tendencias de la industria cosmética. Ahí empecé a ver que había una necesidad de los consumidores en ver productos de tendencia natural y con más conciencia del trabajo de la piel”, indicó la científica.

De esta manera, se presentó a un fondo concursable de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) en 2019 y recibió 50 mil dólares. A fines de ese año se presentó a GriDX, una germinadora de proyectos argentina, para comenzar a desarrollar los productos. Un año después, esta aceleradora de empresas invirtió en el proyecto.

“En la industria siempre se habló de la biocosmética desde una perspectiva más biológica basándose en los microorganismos que viven en nuestra piel. Existen muchos estudios sobre las materias primas y cómo pueden impactar en la conservación y protección de la piel”, subrayó.

La materia prima son esencialmente productos biodegradables que tratan de promover el microbioma. Para eso, la empresa trabaja con Gregorio Iraola, biólogo del Clemente Estable, que realiza la “secuenciación genómica” de las sustancias utilizadas.

“Para saber como es el microbioma de nuestra piel pasamos un hisopo, luego se procesa para extraer el ADN y obtener la secuencia para identificar los microorganismos que tenemos allí”, explicó.

Los aceites faciales tienen, por ejemplo, el mismo pH radicado en la piel de 5.5. “Los aceites que limpian la piel suelen tener un 7 u 8 de pH lo que cambia la diversidad de los microorganismos radicados allí”, sostuvo.

Más datos:
Los aceites faciales y corporales vienen en packs que se compran a través de la web de Cryosmetics. Su aplicación se regula por horario. Además, la persona que compre los productos podrá acceder a un estudio sobre el microbioma que vive en su piel y ver la evolución a medida que se aplican los productos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos