/

La lluvia que puso a leer a García Márquez.

Después de un aguacero en Cartagena, un Gabo enfermo de neumonía lee a grandes escritores de la literatura universal.

Después de un aguacero en Cartagena, un Gabo enfermo de neumonía lee a grandes escritores de la literatura universal.

Centro Gabo-Colombia.

María del Pilar Rodríguez, investigadora y guionista de la Ruta Macondo Colombia, nos cuenta el episodio de cuando Gabriel García Márquez tuvo que dormir en las bancas del Camellón de los Mártires en la ciudad de Cartagena, bajo un aguacero torrencial que lo enfermó de neumonía. Mientras se recuperaba en su casa de Sucre (Sucre), Gabo leyó a Faulkner, Hemingway, Steinbeck, Huxley, Woolf y Dos Passos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Cultura

La Posadera

“Con todas sus riquezas, con todos sus regalos, no llegará nunca a enamorarme, y mucho menos